Decoración con grafitis, el estilo más urbano

Publicado por Cristina Yañez, 13 Mar 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Grafitis para decorar tu hogar

La mayoría de los estilos que conocemos tienen como inspiración otros estilos anteriores o diversas fuentes que van desde estilos pictóricos, arquitectónicos o cinematográficos a lugares del mundo como la campiña inglesa o la toscana italiana. Uno de estos lugares en los que se puede encontrar inspiración es sin duda alguna la calle, concretamente en sus componentes más urbanos como pueden ser los grafitis. De esta manera surge un tipo de decoración que se basa en transportar a nuestras paredes una de las artes callejeras más extendidas.

LO QUE DEBES SABER...
  • Murales: podemos optar por un grafiti que ocupe toda una pared y recree distintos ambientes según la habitación donde se encuentre.
  • Pintura: es conveniente dejarla secar correctamente y airear la habitación para evitar los vapores tóxicos que emiten algunas.
  • Mobiliario: también podemos incluir grafitis en algunos elementos de la casa como pueden ser cuadros o lámparas.

 

Cuando hablamos de grafitis no debemos pensar en las típicas pintadas que inundan las calles a modo de firmas y que estropean el paisaje urbano, sino en aquellos murales realizados con espray y que constituyen verdaderas obras de arte contemporáneo.

 

Arte urbano

Nos encontramos ante un estilo de decoración atrevido y juvenil que puede aportar a nuestro hogar un aire desenfadado y diferente a lo habitual, ya que estaremos pintando sobre la pared un mural que puede albergar infinidad de ideas e imágenes, por lo que podremos combinar todo con el mobiliario que ya tiene la habitación.

Para la ejecución del grafiti lo mejor es contactar con algún profesional que se dedique a ello, ya que la diferencia entre un buen dibujo y uno como los que podemos encontrar en cualquier pared de la calle es bastante grande y dependerá de ello que se consiga una buena armonía con el resto de la casa.

Elegir el grafiti

La elección del grafiti va en los gustos de cada uno. Por ejemplo si queremos pintarlo en la pared de un dormitorio juvenil, elegiremos un dibujo que vaya acorde a los gustos musicales, televisivos o incluso de videojuegos de la persona que ocupe el dormitorio.

Si por el contrario el mural va a estar ubicado en el salón, podemos recrear el skyline de una ciudad o sus calles más representativas con ese toque tan característico que aportan los grafitis.

Aparte de las paredes, también podemos incluir grafitis en el mobiliario de la casa como pueden ser las lámparas o incluso las mesas si queremos ir un paso más allá en este estilo de decoración urbano.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos