Cómo hacer un cuadro con ceras

Publicado por Esther Castillo, 28 Ago 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Ceras de colores

Los cuadros con los que decoramos nuestro hogar son un objeto muy personal, por eso, nada mejor que hacerlos con nuestras propias manos. Hoy vamos a explicar cómo crear estos elementos decorativos con ceras de colores

LO QUE DEBES SABER...
  • Pintura en cera: material muy graso, facilidad en la mezcla y resistente. Amplia gama de colores e intensidad en los tonos.
  • Consejos: hacer previamente un boceto, barnizar con espray, limpiar las pinturas antes de guardarlas.
  • Ahorro: en vez de comprar un cuadro lo realizamos nosotros mismos con materiales baratos, ceras, papel y laca para el pelo.

 

Las ceras de colores se suelen utilizar mucho en la edad escolar, pero no penséis que son solo cosa de niños. Con este material podemos crear composiciones preciosas que decorarán nuestra casa como auténticas obras de arte. Así que, si eres de esas personas que se les da de maravilla pintar y hacer dibujos, apunta esta propuesta que te encantará.

 

Características de la pintura con ceras

Las ceras son pinturas muy grasas que facilitan la mezcla de colores. La gama de colores es muy amplia y llamativa, además se puede variar la intensidad del tono ejerciendo más presión o mezclando con el color blanco.

Las barras de cera son muy resistentes pero se pueden grabar, diluir e incluso calentarse para aplicar el color con más facilidad.

No solo existen en el mercado las pinturas de cera comunes que usan los niños en el colegio, sino que en escuelas de arte o tiendas de pintura puedes encontrar otras de uso más profesional, mucho mejores para hacer este tipo de manualidades para decorar el hogar.

Consejos para aplicar bien la técnica

Para pintar con cera es recomendable usar papel ligeramente rugoso y de grano medio. Una vez comencemos a pintar se irá cubriendo la superficie del papel sin problema.

Es aconsejable hacer primeramente un boceto del motivo que queremos dibujar, ya que una vez aplicados los colores con las ceras, es complicado hacer correcciones.

Una vez hayamos terminado de pintar el cuadro, habrá que barnizarlo pero con espray, ya que el pincel podría remover los colores. Este barniz habrá que aplicarlo 2 o 3 veces dejando secar durante unos minutos entre medias. Hay diferentes variedades, mate, brillo o satinado, pudiendo elegir el que más nos guste.

Para salir del paso y ahorrarnos un poco de dinero, podemos aplicar igualmente laca para el pelo, evitará que el cuadro manche y tendremos el mismo resultado. Elegid un buen marco y ya tendréis vuestra obra acabada y lista para colgar en el rincón deseado.

Por último, os aconsejamos limpiar bien las ceras antes de guardarlas. Para ello podemos rasparlas con una cuchilla quitando los restos que hayan podido quedar de otros colores. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos