De la cuna a la cama: cómo cambiar la decoración

Publicado por Esther Castillo, 06 Ago 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Amueblar habitacion infantil

Cuando decoramos la habitación del bebé la ponemos con todo el esmero del mundo, pero pronto el pequeño crece y algunos de los elementos hay que cambiarlos para adecuarnos a las nuevas necesidades. Hoy vamos a ver cómo hacer estos cambios sin invertir mucho tiempo y dinero. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Consejos para ahorrar: comprar muebles convertibles, usar la cómoda como cambiador.
  • Tendencias: poner papel pintado o pintura plástica en la pared. También es original utilizar pintura de pizarra para que los niños puedan dibujar.
  • Importante: hacer que los pequeños participen en la decoración de su habitación hará que se sientan más cómodos en ella.

 

En los primeros meses de vida un bebé solamente necesita de una cuna, un armario para la ropa y un cambiador. Según va creciendo necesitará otras cosas como una cama, un baúl, una mesita, una silla, etc. Veremos unos sencillos consejos para hacer más fácil este proceso.

 

Consejos para ahorrar en la habitación de los niños

El mobiliario de por sí ya es caro, pero si pensamos en un futuro no muy lejano, podemos invertir en muebles que nos vayan a ser útiles durante más tiempo. Por eso, existen multitud de marcas en el mercado que fabrican muebles convertibles que se irán adaptando a las necesidades del niño. Tenemos por ejemplo, cunas que se transforman en cama haciendo unos pequeños retoques. También hay cambiadores que podemos convertir en un pupitre con banco para cuando son mayores. Otra opción son las camas extensibles que se pueden ir alargando gradualmente.

Aunque no esté diseñada para ello, podemos usar la cómoda como cambiador añadiendo una simple colchoneta los primeros meses de vida del bebé. Con ello conseguiremos ahorrar dinero y también espacio en la habitación.

Tendencias en decoración de habitaciones infantiles

Las últimas tendencias nos llevan a decorar las paredes con varios materiales. Podemos utilizar el papel pintado que viene en multitud de tonos, texturas y motivos. También se lleva la pintura plástica ya que da muy buenos acabados y es fácil de limpiar.

Por último os proponemos poner en la habitación de los niños una pared de pizarra o pintarla con pintura de ese mismo material. Dará un toque muy original y ayudará a que los niños desarrollen su creatividad dibujando en ella todo lo que se les ocurra. Eso sí, habrá que avisarles para que no lo hagan en el resto de las paredes de la casa.

Es bueno también que ellos participen en la decoración de su propia habitación, así que les podemos dejar que elijan, por ejemplo, el color de la pintura o el estampado de las sábanas. Esto les ayudará a sentirse más cómodos en esta estancia de la casa donde pasarán mucho tiempo. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos