Cabeceros tapizados: trucos para renovarlos

Publicado por canalHOGAR, 22 Ago 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

cabecero de cama

No hace falta mucho tiempo ni presupuesto para darle un aire nuevo y actual a los cabeceros tapizados que han dejado de lucir por vejez, falta de moda o daños del uso. El truco consiste de saber reparar o cambiar.

Desde hace algunos años los cabeceros han ganado en importancia dentro de un dormitorio y sobre todo, se han convertido en una pieza clave para crear estilo de manera rápida y original. Los cabeceros tapizados cuentan con la ventaja de ser sencillos de hacer y baratos, pero en su contra juega el tiempo y la moda.

¿De qué está tapizado?

La variedad de tejidos que permiten el tapizado hoy hacen posible que los cabeceros se vistan a la moda y como más te gusten o prefieras. Si vas a reparar o renovar tu cabecero forrado lo primero es saber de qué material está hecho. Retira el cabecero para poder examinarlo con mayor facilidad y si en la pared donde estaba encuentras humedad, tranquilo, de esa reparación se encarga el Seguro de Hogar MAPFRE con total profesionalidad y cero molestias para ti.

Tela

Tapizar con tela es lo más común y popular, además permite cualquier estilo pudiendo elegir tejidos lisos, estampados o con efectos y acabados muy diversos. Es una forma de decorar sencilla y low cost si tú mismo has hecho el trabajo de tapizado. Entre las desventajas de esta opción está menor duración a largo plazo ya que la tela se ensucia, desgasta y pasa de moda con relativa facilidad.

Truco de renovación: Casi todas las telas admiten un lavado con agua y jabón neutro con cepillo para sacarle de nuevo todo el color a tu cabecero de tela. Aprovecha un día de calor para que se seque pronto y no lo empapes demasiado. ¿No te gusta nada o está demasiado estropeada la tela? Tapiza sobre la base que tienes con una tela más fuerte y listo.

Piel o similares

Los tapizados en piel son sofisticados y muy elegantes, especialmente si se aplica la técnica del capitoné. El problema es que el cuero o materiales afines se rozan y dañan con facilidad, con el paso del tiempo precisan de reparaciones o renovaciones.
Truco de renovación: Existen bastantes recursos para tratar un cabecero de cuero dañado. Desde el tinte hasta la masilla reparadora pasando por los parches de cuero o piel que se colocan en zonas rotas, rajadas o muy dañadas. Aprovecha para darle un aire nuevo con tinte de otro color o un acabado brillante por ejemplo.

Otros materiales

Hay una gran variedad de materiales que pueden usarse para tapizar un cabecero fuera de los más clásicos –tela o piel- , pero suelen ser variedades de alguna de estas dos alternativas. Por ejemplo pueden usarse sacos de arpillera. El corcho o el papel pintado también pueden usarse para forrar un cabecero, incluso vinilos o revestimientos autoadhesivos.

Truco de renovación: Lo más sencillo es que tapices encima de nuevo con el mismo material o que le des un cambio radical usando la base pero forrando con recursos totalmente diferentes. Existen muchas alternativas. ¿Qué te parece tapizar con denim y darle un toque muy actual a tu dormitorio? 

Un extra para todos los casos: si el problema de tu cabecero son los bordes y laterales, lo tienes fácil para restaurarlo, añade un marco de madera que tapara las zonas estropeadas y le dará un nuevo aire a la pieza de la manera más sencilla.

Creatividad y ganas de cambiar

Siéntete libre de experimentar con tu cabecero especialmente si está muy estropeado es poco probable que te equivoques y siempre mejorará. El truco esencial es que busques la forma de darle un cambio radical a esta pieza de decoración si buscas un nuevo estilo. Sobre poniendo otros materiales al tapizado actual.

Si lo que buscas es una acabado más conservador y mantener la apariencia actual, apúntate a la limpieza y a la reparación. Los cabeceros tapizados por lo general admiten limpieza y reformas a través de parches o remates diferentes.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos