Reinterpreta con estilo tu pared de ladrillo visto

Publicado por canalHOGAR, 14 Jun 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

pared de ladrillos blancos

Ahora que te has decidido a poner en tu hogar una pared de ladrillo visto, pon tu esfuerzo en que sea original. Tranquilo, hay formas muy vistosas y diferentes de interpretar este recurso, aquí llegan 10.

La pared de ladrillo visto no ha pasado de moda y busca esta temporada el modo de volver a ser original. Aunque quizás hayas visto este tipo de paredes en otras casas y sobretodo en espacios públicos como bares, restaurantes o peluquerías, siempre hay nuevas opciones.

Lo mejor es buscar un espacio diferente y único dónde instalar la pared de ladrillo visto: ten en cuenta que la idea es que este frente se convierta en un punto fuerte de atracción e interés decorativo, por lo que es importante que no haya otros elementos que resten o compitan por ser el centro de atención. Es crucial que las paredes de ladrillo visto se vean reforzadas y apoyadas por el ambiente donde están para un efecto de revista.

Aquí tienes 10 ideas para que tu pared de ladrillo visto sea única.

Arcos y otras formas

En lugar de colocar todos los ladrillos en perfecto orden en una pared, piensa en un diseño algo más creativo en formas. Lo más clásico y acertado es intercalar una pared de arcos formados por los propios ladrillos a mitad de pared o en la parte superior, por ejemplo. El efecto es muy atractivo y perfecto para dormitorios.

Columnas de ladrillos visto

Si no tienes espacio para poner toda una pared de ladrillo, no te preocupes. Las columnas o pilares son una idea muy original y te puede venir muy bien para tener este elemento decorativo en tu casa, ocupando muy poco espacio. Puedes poner una sola columna o varias, por ejemplo, en dos esquinas del salón y siempre adosadas a la pared, pero con cierto relieve. Elige un ancho no superior al metro y cubre desde el suelo hasta el techo de ladrillos a tu gusto.

Con huecos

No tienes que dejar la pared de ladrillos totalmente lisa y homogénea; la idea de dejar huecos sin ladrillo, colocar espacios con otro tipo de material o dejar simplemente espacios cóncavos para colocar algún otro elemento como una planta, por ejemplo. Es muy actual y funciona muy bien tanto en salones como en dormitorios o comedores amplios. Esta idea es perfecta si tienes sitio para una pared de grandes dimensiones en la que jugar con un diseño equilibrado de hendiduras tipo cueva que permitan incorporar detalles aún más vistosos como, por ejemplo, una colección de exóticos cactus.

En el baño

No es una locura, sino una idea muy original y clásica a la vez. Poner una zona de ladrillo visto en el aseo es una iniciativa perfecta si te gustan los estilos orientales o los retro y, mucho mejor, si cuentas con un baño grande para lucirlo.

En la cocina

Las paredes de ladrillo visto tienen su espacio en las cocinas con pocos muebles superiores o con espacio, por ejemplo, para barra de desayuno o mesa, pues en estas zonas las paredes de ladrillos dan un aspecto muy personal y diferente. Evita edificar este tipo de paredes cerca de la zona de agua o cocina, ya que no es lo mejor para limpiar y mantener a largo plazo. Si quieres doblar la apuesta para un estilo recargado y con mucha personalidad, atrévete a mezclar el ladrillo visto con azulejos andaluces.

Envejecer: retro

Recordar tiempos pasados nunca estuvo tan de moda como ahora: la decoración envejecida y descuidada al detalle sigue siendo tendencia, y con una pared de ladrillo visto puedes interpretarla a la perfección en tu hogar. Se trata de no dejar los ladrillos perfectos e impolutos, sino aplicarles una capa de pintura y luego un leve ligado, por ejemplo, para dar ese aspectico tan vintage de pared de hace años. Si eres un amante de lo urbano, aventúrate a añadir algunas señales de tráfico decorativas como toque final a una pared que te hará sentir como dueño y señor de una gran ciudad, dentro de casa.

Ladrillos

Lo más habitual es pensar en ladrillos de color teja o anaranjado, pero no estás en lo correcto si piensas que ese es el único tono de ladrillo que existe. Revisa la oferta en los centros especializados, donde encontrarás ladrillos en marrón chocolate, beige, desgastados y más. Elige los más adecuados según el espacio, ten en cuenta la luz, las dimensiones de la pared y de la habitación, así como el resto de elementos que pueblan el lugar para combinar de forma armoniosa y original.

Pintar el ladrillo

Dejar el ladrillo en estado puro es una idea de principios de esta tendencia decorativa y ahora empieza a parecer poco original, por lo que lo último es pintar la pared, sin dejar que los ladrillos se pierdan de vista y con una capa suave y ligera de pintura, para darles un acabado diferente. Por supuesto, el color estrella para este efecto es el blanco, pero si te apasiona estar a la última en tendencias de decoración, tendrás que memorizar el nombre del color estrella de este año: Greenery.

Sofisticado

Con un cabecero de capitoné sobre una pared de ladrillo visto lograrás un dormitorio actual, pero con mucho estilo, donde lo retro y lo más elegante se fusionan en armonía para ofrecerte una habitación que será sofisticada y vintage a partes iguales; una forma de hacer aún más original tu pared de ladrillo visto con funcionalidad.

Vigas

No dejes la pared sola. Si quieres un aspecto realmente retro y rústico, concluye la renovación con un techo con vigas de madera que darán el contrapunto perfecto a la pared, dejándola mucho más llamativa e impresionante. Este tipo de decoración es perfecta para casas rústicas, pero existe una interpretación industrial donde las vigas son más finas y ligeras y pueden instalarse en cualquier piso urbano, si te gustan este tipo de detalles.

¿De verdad sigues pensando después de estas 10 ideas para reinventar el ladrillo visto que no es para ti este elemento decorativo?  Pues que no sea por falta de propuestas, así que aquí va la undécima: decora la pared con cuadros, muchos y de diferentes tamaños buscando la armonía, por ejemplo, en que todas las imágenes sean en blanco y negro o sepia, y completa el efecto con lámparas o estanterías sencillas. Recuerda que, si te faltan manos o herramientas para instalar este tipo de complementos, el Servicio de Bricolaje del Seguro de Hogar MAPFRE lo hace por ti.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios