Decoración con telas de vestidos viejos

Publicado por canalHOGAR, 23 May 2017

mujer en armario

¿Cuántos trajes tienes en el armario que hace siglos que no te pones? Dales otra oportunidad y descubre sorprendentes ideas de decoración con telas provenientes de tus vestidos viejos. No se trata de tirar, prometido, sino de reciclar.

Si cometes el error de pensar que el reciclaje no es para ti, pero adoras la moda y la decoración, en un minuto vas a cambiar de opinión. La decoración con telas rescatadas de ropa que no te pones vale para cojines, tote bags, colchas, organizadores y un sinfín de usos que ni sospechabas esperan a que los lleves a cabo con la tela para vestidos que se apolilla en tu armario.

El espacio es un gran problema en casi todos los hogares, pero es cierto que cuesta tirar las cosas que no se usan y mucho menos, la ropa; entre las excusas que seguro tú mismo te das: las modas vuelven, el vestido me gusta, es de mi color favorito… Mejor que seguir con las excusas, apúntate a las soluciones para toda esa tela que acumulas en tu armario y a la que puedes dar una nueva oportunidad de lucimiento.

Aquí tienes 10 ideas pero la lista podía tener más de un millón de propuestas  y con este punto de partida, veras como tu creatividad se dispara.

  • Tote bags

No importa que no sepas coser, las bolsas de tela se hacen sin saber y son muy prácticas, divertidas y versátiles. ¿Quieres que ese estampado tropical del vestido del verano pasado te acompañe este también? Solo tienes que convertirlo en tu tote bag. Un par de rectángulos del tamaño que prefieras y dos tiras largas para hacer las asas son suficientes para confeccionar con un vestido ya en desuso la tote bag de moda esta temporada.

  • Cojines

Es una forma clásica de aprovechar telas y sobras de otras labores: hacer almohadones y telas, los print más originales y exclusivos de tu ropa son perfectos para darle un toque único y renovado al salón de tu casa. Especialmente adecuado si tienes un sillón de un color neutro y único, juega con las formas y los tamaños y combina de diferentes trajes.

  • Plaid y colchas

Las mantas de sofá son ideales en invierno: abrigan y decoran, en verano son un toque perfecto para darle vida a cualquier zona aburrida y que quieras renovar. El trabajo de confección es mínimo, solo tienes que cortar y como mucho, hacer un pespunte todo el borde para que la tela no se deshilache, ni siquiera todas los tejidos lo requieren. ¿Una idea más elaborada? Pásate a la técnica del patchwork que te permite aprovechar tantas telas de ropa y vestidos como quieras con el resultado más personal.

  • Bolsas para todos

Las bolsas de tela están de moda en cualquier forma y estilo, también tamaño. Las más pequeñas puedes usarlas de monedero, para guardar el móvil, lo imprescindible cuando sales a correr… con tus camisas, faldas y vestidos puedes confeccionar preciosas bolsas para cualquier uso, también son perfectas como regalo o para incorporar dentro una joya o cualquier tipo de presente. Indaga en la red las mil y una alternativas.

  • Organizadores de armario o pared

Los paneles con mil bolsillos hechos de textil son más que prácticos, es imposible que no le encuentres el uso a alguno de ellos, puedes colgarlos dentro o fuera del armario y son perfectos para ropa interior, calcetines, cinturones, corbatas y hasta juguetes o peluches. En el baño, sus posibilidades se multiplican: cepillos, botes, maquillaje o cuchillas. Con la tela de tu ropa puedes hacerlos a tu estilo y sin límites.

  • Muñecos

Las muñecas de trapo son clásicas, pero también actuales y muy ecológicas, cualquier trozo de tela puede usarse para darle forma a un juguete exclusivo para los más pequeños, pero también para los mayores, ya que la decoración con este tipo de elementos se lleva. Desde la simple silueta de un monigote al que pondrás un par de ojos con botones también del vestido hasta una elaborada muñeca, pasando por todos los animales que se te ocurran, todos puedes hacerlos con la tela de tus vestidos. 

  • Protectores para la ropa

Esta es una idea muy práctica y funcional, si te gusta guardar tu ropa de una temporada para otra,  especialmente trajes de etiqueta y fiesta o abrigos de materias naturales como el cuero. Las fundas de tela son la mejor opción y si las confeccionas tú mismo, aprovechando el tejido de tu ropa más vieja o en desuso, puedes hacerla justo al tamaño y de la forma que necesites para aprovechar al máximo el espacio y sacarles mucho más juego que las que venden ya hechas.

  • Joyas y accesorios para el cabello

Los detalles y complementos para el pelo o collares pueden ser de tela, es muy sencillo gracias a los DIY que puedes consultar en la red. Hacer mil y una joya aprovechando los retales que tienes con casa, o la tela de esa blusa que te encanta, pero ya no te vale. Pendientes, collares y broches, pero también diademas, tiaras o clip para el pelo, incluso elegantes y sofisticados tocados para eventos especiales.

  • Forrar armarios y cajones

La tela es perfecta para renovar y sanear el interior de los muebles sin tenerlos que lijar ni barnizar, especialmente si son de algún material que no admita este tipo de tratamiento. Cualquier interior agradecerá una tela para ocultar el paso del tiempo, incluso si forras interiores de alacenas, les darás un aire nuevo con el mínimo esfuerzo. Igualmente puedes forrar cajas y un sinfín de elementos. 

  • Paredes

La tela vuelve a las paredes para hacer vistosas composiciones y dar toques de exclusividad en los muros más serios o aburridos, busca la forma de usar tu print textil preferido en tu hogar. ¿Algunas ideas? En el cabecero de la cama, en forma de cenefa en el pasillo o como parte del recibidor para repartir y separar espacios visualmente. Tapizar con tela está de moda y puedes hacerlo tú mismo.

Reciclar y darle una nueva oportunidad a las telas de tus vestidos no solo es fácil es que es la mejor de las ideas, solo acumula ventajas: ganaras espacio en tu armario, conseguirás nuevas decoraciones o interesantes elementos para ti o para regalar, y además, estás colaborando con el medio ambiente. 

Empieza ya a sacar de tu armario toda la ropa que no te pones que con estas 10 propuestas te has quedado sin excusas y si te preocupa la delicadeza de la tela por ejemplo en la pared, ningún problema, el Seguro de Hogar MAPFRE  cuida las paredes de tu casa, manteniéndolas siempre en perfecto estado y según el estilo que tu hayas elegido para ellas.



Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios