En el estilo maximalista no caben las renuncias

Publicado por canalHOGAR, 02 May 2017

salón maximalista

El estilo maximalista es para ti, si no te gusta hacer renuncias y eres incapaz de decir no a un nuevo elemento decorativo, ni a un color, ni a otro mueble… si lo tuyo no es minimizar, haz del maximalismo tu estilo.

Muy cerca a los estilos más kitsch, el maximalismo es grande no solo en el tamaño de los muebles que lo caracterizan, sino en todos sus parámetros. El estilo maximalista te permite usar todos los colores, todos los estampados, tantos materiales como prefieras… en resumen, lo cierto es que esta tendencia decorativa te permite disfrutar de todas en una sola estancia de tu casa.

No es fácil decorar un salón, por ejemplo, con estilo maximalista y no cometer errores; aunque es cierto que este estilo no entiende de renuncias –no tienes que decirle no a casi nada- no es menos cierto que precisa de buen gusto y de una correcta interpretación para no morir en el intento.

Las claves para interpretar el maximalismo con acierto no son complicadas, pero es importante que las tenas presentes en todo momento y que no te saltes ninguna de las recomendaciones de los decoradores profesionales.

  • Los estampados

Puedes y debes abusar de los estampados en todos los elementos de una decoración maxi. Puedes elegir paredes con estampado, cortinas, cojines tapicerías, ¡y lo que quieras! No hay problema, el aburrimiento no entrará en tu casa y pero solo tienes que respetar una norma: elige patrones de diferentes tamaños para que no se molesten ni saturan unos con otros. Sencillo y práctico para no cometer errores con los estampados. ¿Te animas a incluir cortinas de lentejuelas en tu festival de elementos?

  • Los colores

Los que están de moda, los que te gustan y los que se te han antojado. Todos los colores van a tener una representación en tu decoración maximalista. No tienes que ceñirte a gamas concretas, ni te dejes guiar por la luz o las coordinaciones clásicas. El color es uno de los protagonistas esenciales en una decoración de este tipo donde el aburrimiento no tiene cabida. No obstante, para no saturar y en espacios no muy grandes, lo ideal es elegir un color guía que estará presente con mayor protagonismo. Echa un vistazo a los colores de moda para la cocina, ¡te sorprenderás! 

  • Capa sobre capa

Una de las formas más tradicionales de interpretar el maximalismo es hacerlo y organizarlo en capas, una sobre otra y sin saltarte ni una. Se trata de empezar por la pared, color y textura; luego, pasa a los adornos de los muros; después, al mobiliario, que se apoya contra las paredes; más tarde, a los elementos decorativos o objetos que se ponen en o sobre los muebles y así, sucesivamente, ninguna capa decorativa puede ignorarse ni saltarse. Atrévete a tapizar una pared con tela y verás cómo tus espacios cobran vida y volumen.

  • Raro y extravagante

Cualquier pieza de decoración que se adjetive como rara o extravagante es perfecta para un estilo maximalista. Las mesas con formas inesperadas, las sillas diseñadas para llamar la atención y no para ser cómodas, las esculturas impensables y muchas excentricidades más son el tipo de objetos que encuentras en un ambiente maximalista con total acierto y con el mejor resultado, saca las cosas de sus entornos y de sus paisajes habituales y ponlas en tu hogar. En Aliexpress te hartarás de ver adornos de lo más ingeniosos y, gracias al precio de la mayoría, ¡ni siquiera tendrás que elegir! 

  • Dorados y materiales preciosos

Para los amantes del lujo y la suntuosidad el maximalismo es el mejor de los estilos, ya que no escatima en materiales preciosos como el oro, los metales, el marfil o la seda. Las paredes, las cornisas, la escayola pintada de dorado, todo vale y es habitual para crear ambientes maxi donde la vista se pierde y se deslumbra, se trata de no perder espacios para la decoración, todo debe quedar llamativo e imponente. Los focos de atención se multiplican hasta la saciedad en una decoración maximalista. ¿Eres tímido? Empieza decorando con sencillos cubos de zinc y poco a poco irás ganando confianza.

  • Atención a las paredes

No te olvides nunca de los muros en todas sus dimensiones desde arriba e incluso contando con el techo, hasta el suelo, incluyendo los rodapiés. Todo debe tener una decoración específica y en el caso de la pared, lo suyo es que no quede un centímetro sin adornar: cuadros, fotos, espejos, apliques de luz, todo en diferentes formas y estilos conviven sin problemas en este tipo de ambientes. Si no te consideras conformista, ¡apuéstalo todo y oculta tus puertas de exterior con adornos creativos!

  • Todas las colecciones

Para los amantes de las colecciones de elementos clásicos (platos, relojes, porcelana…) como originales o sorprendentes, el maximalismo es el único estilo que le va a permitir lucir sin sonrojo todos sus tesoros. Cuanto más detalles haya a la vista en una decoración maximalista mejor. Con las colecciones de elementos se logra dar sentido y equilibro a cualquiera de estos espacios donde todo cabe. ¿Qué nunca has coleccionado nada? Prueba a decorar con elementos vintage que puedas comprar hoy mismo, por ejemplo, anímate a decorar con sacos de café.

El maximalismo con sus claves de interpretación y puesta en práctica nunca va a dejar de existir, es una alternativa que responde al gusto de muchas personas y que además, se convierte en el mejor estilo para ciertos hogares. Aunque es cierto que el maximalismo puede adaptarse a cualquier espacio, no se puede negar que convive mejor con algunas circunstancias como el espacio y la luz.

No te preocupes, si tu casa es pequeña o no es la más luminosa, si te gusta el maximalismo encontrarás la forma de suplir esos inconvenientes, pero debes asumir que se trata de un estilo poco cómodo para la limpieza y el orden y bastante complicado para mantener en una casa con más de dos habitantes y donde el ritmo de vida es acelerado.

El Seguro de Hogar MAPFRE es una gran baza en una casa donde no existen las renuncias decorativas, ya que los imprevistos - como el agua- pueden dañar muchas piezas y restablecer el orden puede ser caro y costoso en tiempo y dinero, pero las garantías de tu seguro te permiten disfrutar sin limitaciones incluso en una casa maximalista siempre que contrates la modalidad de póliza más adecuada que responda a tus necesidades y a las características de tu vivienda.



Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios