Decorar con tapicería capitoné

Publicado por canalHOGAR, 19 Abr 2017

Sofá Chester de cuero marrón

No te quedes con las ganas de decorar con tapicería capitoné, si te parece demasiado seria o clásica, apúntate a las nuevas tendencias para este tipo de tapizado y prueba a hacer tu mismo alguna pequeña pieza.

El capitoné es de origen británico, lo que explica su elegancia y sobriedad, sin embargo, como nunca ha pasado de moda se ha ido adaptando a nuevos estilos y se ha flexibilizado su regio carácter. Para decorar con tapicería capitoné solo es necesario que te guste la idea, es fácil que encuentres siempre alguna pieza con este tapizado para tu hogar.

Empieza por buscarle un espacio a tu nuevo elemento de decoración: cabeceros, sillones, taburetes, descalzadoras. La técnica del capitoné se puede aplicar en muchos muebles, aunque lo más clásico es el sofá y particularmente el denominado sillón Chester.

El capitoné es una modalidad de tapizado que se caracteriza por presentar muchos botones forrados del tejido elegido y repartidos por toda la superficie tapizada, formando rombos iguales. Suele ser muy acolchado y mullido. Lo más clásico son los capitoné a base de cuero, pero con el tiempo se ha hecho mucho más versátil y se crea con cualquier tejido como algodón, chenilla, terciopelo y gabardina, según el gusto y el estilo que busques.

Tú mismo puedes atreverte a crear tu propia tapicería capitoné, no es una técnica complicada, aunque sí exige tiempo y paciencia y algunos instrumentos específicos como una grapadora para tapizar y una herramienta para forrar botones, por supuesto, la materia prima será la tela elegida y los botones: dos tipos unos para forrar y otros convencionales. Según la pieza a forrar necesitaras más o menos metros de tejido e igual ocurre con el número de botones.

 

Paso 1: prepara la trama guía para colocar los botones

 

Lo primero que tienes que hacer es crear una rejilla de rombos iguales con las dimensiones del elemento a forrar. Por ejemplo, si se trata de un tablero de madera rectangular para hacer un cabecero, tienes que dibujar una trama de rombos en toda la superficie, deben ser iguales en dimensiones, es lo único que es imprescindible, puedes elegir el tamaño.

 

Paso 2: Taladra los agujeros donde irán los botones

 

Todas las esquinas de los rombos marcados irán con un botón, por lo que tienes que taladrar en esos puntos, debes traspasar la madera al completo, el agujero tiene que tener entrada y salida.

 

Paso 3: Mullido para el tapizado

 

Ahora debes convertir la madera en una superficie blanda y confortable. Lo primero es poner una base de goma espuma bastante gruesa aunque todo depende de tu gusto y del uso que vayas a darle, pero en general el capitoné se caracteriza por un buen y abundante mullido. Elige una goma espuma de, al menos, cinco centímetros. Utiliza la grapadora para fijar la espuma y sobre ella, presenta la tela elegida, sin grapar, por el momento.

 

Paso 4: botones

 

Forrar los botones no es complicado, pero sí bastante laborioso por lo que vas a tener que emplear tiempo y paciencia. Corta tantos círculos de tela como botones tengas que forrar, de un diámetro unos cuatro centímetros más grandes que los propios botones. Sigue las instrucciones de tu herramienta para forrar y ves encajando la tela en las estructura de botones para forrar.

 

Paso 5: fijar y colocar los botones

 

Enhebra con hilo de bramante la aguja para tapizar, haz un nudo en el extremo de la cuerda y mete un botón de los no forrados. Atraviesa la aguja desde la parte no tapizada del tablero hacia adelante, atraviesa la madera, la goma espuma y la tela, saca la aguja por delante e inserta uno de los botones forrados, ajústalo a la superficie y presiona para aplastar la espuma, cose el botón de forma que quede pegado a la madera, aplastando hacia abajo la goma espuma y haciendo ese hueco y efecto característico del capitoné. Repite esta operación con todos los botones y en todos los agujeros previstos para tu pieza.

 

Paso 6: Acabar el tapizado

 

Con todos los botones bien fijados a la pieza, solo resta que sujetes la tela por la parte de atrás y con la grapadora de tapizar. Antes revisa que se hayan formado los rombos con los pliegues de tela de botón a botón, si hay alguno no muy marcado, puedes hacerlo tú mismo, arrugando la tela y repasando la tela con la mano; en caso de telas poco suaves o muy rígidas, puede ser necesario aplicar calor con una plancha doméstica para que la tela quede bien, pero si has elegido un tejido adecuado no suele ser habitual.

Ya tienes listo tu cabecero o la pieza que hayas decidido trasformar con tapizado capitoné lista para ubicarse en el lugar elegido de tu casa. Este tipo de técnica no es complicada, pero cuanta más experiencia tengas y más dedicación le pongas, mejor será el resultado. Aunque el capitoné no necesita unos cuidados especiales y es un tapizado resisten, no pierdas de vista algunos tips.

  • Limpia el capitoné de acuerdo con los cuidados requeridos por el tejido con el que esté hecho. El cuero no permite agua ni productos demasiado agresivos, las telas de algodón son más fáciles de limpiar aunque, en general, es mejor no empapar demasiado los tapizados para no estropear el mullido.
  • Olvídate de constricciones decorativas  y pon tu pieza de capitoné donde te guste realmente, combina bien en casi cualquier ambiente: clásico, vintage, industrial, nórdico: coordina eligiendo colores y acabados para hacer el tapizado acorde con el espacio.
  • Los sillones o cabeceros con forrado capitoné resultan elegantes y llamativos, confortables y acogedores, y por lo general, acaparan la atención en los espacios donde se colocan.

 

 

Ahora ya sabes que la tapicería capitoné también es para ti porque puedes hacerlo tú mismo y podrás decorara cualquier espacio de tu casa con un resultado de revista. Junto con tu nuevo cabecero, si también vas a cambiar la lámpara no te molestes en colgarla ni pierdas tu tiempo, el Servicio de Bricolaje de tu Seguro de HOGAR MAPFRE lo hace por ti con profesionalidad, seguridad y ninguna molestia para ti.



Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios