Cómo tapizar una pared con tela

Publicado por canalHOGAR, 22 Mar 2017

Mujer forrando una pared con papel decorativo

Las paredes son uno de los elementos decorativos más importantes de una casa. Pocas veces se tiene en cuenta la importancia que tienen las paredes a la hora de transmitir sensaciones a los ocupantes de una vivienda. El color, el estilo o su estado aportan mucho a la hora de percibir cómo está decorado un hogar. 

El papel decorativo para pared es una alternativa muy interesante a la tradicional pintura. Atrás quedan los años donde tener decoradas de este modo las paredes de una vivienda era síntoma de antigüedad o de poco estilo. Los nuevos papeles de pared tienen una consistencia mayor y una gama de diseños que los hacen realmente atractivos. Un paso más allá ha sido la aparición de usar telas como decoración de las paredes a modo de tapiz. Hoy veremos cómo tapizar una pared con tela.

 

Las paredes revestidas con tela presentan numerosas ventajas

  • Disimulan irregularidades superficiales de un modo mucho más eficiente que si estuviera desnuda pero pintada.
  • Son un buen aislante térmico que permite ahorrar en calefacción en invierno y que la vivienda no tenga un ambiente asfixiante en verano.
  • Reducen el ruido. Como es sabido, la tela retiene las ondas de sonido, de manera que no rebotan. Esto hace que no haya ecos o retumbe de voces en el interior de la casa, pero también supone que no se moleste a los vecinos cuando se quiera escuchar música.
  • Estabilizan la humedad del hogar, haciendo posible una atmósfera agradable.

 

Son por todas estas razones por las que la tela es una de las opciones más utilizadas por los diseñadores de interiores más reconocidos. Su proceso de instalación es relativamente sencillo y puede realizarse sin ser un especialista. Además, cada vez hay un mayor número de diseños y colores, pasando de dibujos atrevidos a gamas de colores más hogareños. Otro aspecto a considerar es que tienen una vida útil de décadas siempre que se cuiden correctamente. Su limpieza es muy sencilla, siendo necesario pasar anualmente la aspiradora para quitar las posibles partículas de polvo que se acumulen.

El primer paso es elegir el tipo de tela. Se aconseja que para forrar paredes no se usen telas muy transparentes ni que sean flexibles o se estiren. De igual modo no es buena idea utilizar fibras que reaccionan ante la humedad, como el yute o la seda, pues pueden deformarse en los días más húmedos.  Sin embargo, aquellos géneros excesivamente gruesos como el madras no son tampoco la mejor opción. Para asegurarnos de que la tela será ideal para recubrir nuestra pared lo mejor es acudir a una tienda especializada y que nos muestren la gama de modelos que poseen. Como hemos indicado, cada vez hay un mayor número de diseños y seguro que encuentras uno que te guste y se adecue a tu casa, el único motivo que desaconsejamos es  aquel que tenga un patrón punteado o moteado, pues a la larga hará que se canse la vista.

Una vez que hemos decidido la tela decorativa para pared que queremos instalar en nuestras paredes llega el momento de proceder a su colocación. Para ello vas a necesitar la tela que has elegido, papel de lija, pegamento especializado, un cúter, una espátula y una esponja. Un paso previo necesario antes de la colocación del papel decorativo para pared es alisar la superficie donde se va a situar. Usa el papel de lija para quitar posibles imperfecciones y hacer que la pared quede suave y recta.

Cuando tengamos preparada la pared, utiliza la esponja para repartir el pegamento sobre la superficie. Es mejor usar una esponja que una brocha porque no hay riesgo que se pierdan cerdas que luego queden pegadas y hagan pequeños bultos.  Antes de colocar la tela en la pared asegúrate de que el espacio es el correcto y echa un poco de pegamento en los bordes. Comienza entonces a forrar la pared con la tela con mucho cuidado. Una vez pegada la tela, repasa con la espátula toda la superficie para eliminar posibles burbujas de aire y que el resultado final sea óptimo.

 

 

Hay dos posibles maneras de realizar el forro de la pared, usando la tela en tiras, que es más sencillo, pero donde las uniones serán más visibles, o realizarlo usando un rollo de tela que haga las veces de mural y que no tenga juntas, en cuyo caso es más complicado de realizar la instalación por tener que hacerse todo en un solo paso. Alrededor de puertas, ventanas o techos es aconsejable dejar unos centímetros extra de tela que será posteriormente cortada con el cúter una vez que la cola se haya endurecido.

Una vez que se ha secado el pegamento y pulido los detalles, tendremos nuestro papel de pared de tela correctamente instalado y de este modo podremos disfrutar de un hogar decorado con estilo y buen gusto. Para que nuestra casa con paredes forradas de tela esté cubierta ante cualquier problema que pueda surgir, la mejor opción es contratar un Seguro de Hogar MAPFRE que te permitirá, entre otras cosas, tener a tu disposición un cuadro de profesionales dedicados a ayudarte en caso de daños producidos en tus paredes por efectos del calor o la humedad.



Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios