Usemos leña para decorar

Publicado por canalHOGAR, 16 Feb 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Chimenea rodeada de leña

Todos tenemos grabada a fuego, nunca mejor dicho, la imagen nostálgica de una familia alrededor de una hoguera, una cena romántica junto a la chimenea o una noche con amigos frente a una fogata al aire libre. El fuego es protagonista de nuestros recuerdos más entrañables, pero ¿qué pasa con su poder de decoración? Además de calentar nuestros hogares y nuestros corazones, ¿Te atreves a usarlo para dar un toque cálido a tu salón?

Calentar donde vivimos con fuego es tan antiguo como el mundo. De hecho, en algunos idiomas, los metros inmediatamente colindantes a la chimenea son bautizados como “el hogar”. Con la llegada de los nuevos combustibles y el ritmo de vida moderno, el uso de la leña se fue olvidando, hasta verse totalmente desindustrializado y, por extensión, casi olvidado.

Pero los nuevos tiempos pasan por reinventarnos, abrazar la inspiración de la naturaleza, cuidar y respetar nuestro entorno y, por qué no, ahorrar con ello.

Y es que, a pesar de que en espacios abiertos se pierde mucho poder calorífico, calentar con leña sigue siendo una opción tan recomendable como económica.

Ventajas de calentar con leña

  • Por supuesto, su alto poder calorífico y, añadimos, como una experiencia sensorial. No es lo mismo calentarse al fuego que gracias a un radiador. Con la leña despertamos nuestros sentidos.

  • No existe probabilidad de explosión. Es decir, mientras las calderas y el uso del gas natural siguen teniendo riesgos, aunque por supuesto, bien controlados, no son comparables con la seguridad de una chimenea moderna.

  • Precio muy ajustado e incluso gratis en zonas rurales. Desde luego, mucho más barato que la electricidad y el gas natural.

  • Acción versátil: Permite cocinar con el mismo fuego que calienta.

  • Crea un ambiente único y con carácter, aunque la estancia peque de falta de decoración.  El hogar suele ser protagonista de las zonas de reunión.

  • Apoyarás a la economía local, pues no requiere importación y genera puestos de trabajo, cuando no limpieza y preparación de bosques.

Recomendaciones para el uso de la leña

 

  • Respetar el periodo de secado de la leña, normalmente de 12 meses, para liberarla de la humedad y aprovechar al máximo su poder calorífico.

  • Las maderas más duras, como el olivo, el roble o la encina, son más fáciles de prender y tienen mayor capacidad calorífica que la madera verde, cuya combustión produce alquitrán que se queda en los conductos de la chimenea. El pino y la haya prenden rápido y apenas generan brasas.

  • Puedes usar complementos, como sarmientos de vid o piñas, para alimentar el fuego para cocinar.

  • En casas unifamiliares, puede ser una fantástica opción para completar la calefacción del gas natural sin disparar el coste, ya que el calor producido por la leña dura más tiempo que el generado por otro tipo de energías.

  • Calentar con leña es gratificante pero da trabajo. Por eso, para alimentar el fuego lo mejor es tener un depósito de leña suficiente cerca, donde la madera esté seca, a mano y bien apilada. También puedes fabricar una caseta para proteger la leña, como ya te contamos aquí.

 

Leña para decorar la casa

La leña le dará otro toque a tu estancia que le llenará de elegancia, estilo rústico y un aroma específico. Pero además, visualmente se encargará de añadirle textura a toda tu casa. Toma nota de las siguientes ubicaciones.

  • Un toque distinguido: Claramente podemos ponerlo alrededor de la chimenea, a uno o a ambos lados. Aunque solo sea una prueba y no sea el lugar definitivo, nos daremos cuenta en seguida del equilibrio que ganaremos en el ambiente. Es la consecuencia definitiva de decorar con naturaleza.

  • Pasar desapercibido: Debajo de un banco, en el hueco de la escalera o incluso en el suelo, son ubicaciones donde dejar la leña, sin llamar demasiado la atención pero siempre aportando un toque a nuestra estancia. Ya sea con grandes troncos claros, como con leña cortada por la mitad o incluso irregularmente,  tendremos un salto cromático no demasiado vistoso pero sí muy original.

  • Aprovechar los rincones: Que no quieras que se vea la leña acumulada, no significa que no podamos jugar con los leños individuales para decorar cada ambiente. Podemos fabricar taburetes, paragüeros, decorar nuestra estantería o incluso usarlo de lienzo para nuestras creaciones. El caso es dejarse impregnar por el espíritu de lo natural, lo que nos convierte en humanos y da esa sensación de confort agradable en casa, aunque el resto de la decoración sea minimalista o incluso industrial.

  • Del suelo al techo: Podemos poner un mueble que contenga la leña y se acumule en vertical o aprovechar uno o varios retranqueos de pared. El resultado no puede ser más estético. Si la pared colindante es clara, o de un color muy frío, la combinación con el color de la madera dará un efecto cálido muy especial.

La tendencia de vivir en casas unifamiliares, cerca de la gran ciudad, pero sin pertenecer a ella, ha hecho posible que el uso de la leña esté cada vez más en boga. Tanto para darle esa personalidad a nuestra calefacción como para apoyar con su poder calorífico nuestros sistemas de calefacción de gas o electricidad. Y, por supuesto, ahorrando en consumo energético y apostando por una opción más ecológica.

Como verás, hay un sinfín de ideas empleando leña para decorar, pero no todo vale en todas las casas. Antes de hacer modificaciones en la tuya, consulta con un experto por qué zonas pasan cableados, tuberías o vigas que no se deban intervenir con instalaciones complejas de decorado. Si cuentas con un Seguro de Hogar MAPFRE, revisa los detalles de tu cobertura, pues muchas de nuestras pólizas ofrecen servicios adicionales para ayudarte a que tus reformas siempre sean las más acertadas.

Para ti, ¿Cuál es el sistema de calefacción ideal? ¿Te animas a decorar (y calentar) toda tu casa con leña?



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios