Colores mint para decorar

Publicado por Covadonga Carrasco, 09 Feb 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Usar colores mint en la decoración

Durante las últimas temporadas ha habido varias tendencias de decoración similares que han llenado de dulzura nuestros hogares. En un primer momento fueron los colores pastel y los empolvados, pero ahora hay una nueva tendencia que sigue esta misma línea, se trata del color mint.

LO QUE DEBES SABER...
  • Colores: podemos considerar el mint casi como un tono neutro, ya que podemos combinarlo con prácticamente cualquier otro color.
  • Femenino: combinado con la gama de los rosas y los morados, el mint aportará un toque muy femenino a nuestra decoración.
  • Frialdad: para evitar estancias frías es preferible huir de la combinación con azules, tonos plata y cromados.

Como su propio nombre indica, el mint es un color verde menta, muy suave, similar a los tonos empolvados pero en verde, que dará un toque fresco y luminoso a nuestra decoración. Pero, además, resulta muy relajante y podemos combinarlo con un montón de colores y materiales diferentes.

 

Mint, el color más combinable

El mint podemos considerarlo prácticamente como un tono neutro, ya que quedará bien en cualquier habitación y combinado con muebles de todo tipo. Si además queremos darle un toque romántico y dulce a la decoración, el mint es perfecto.

Si lo combinamos con la gama de los rosas y los violetas, la decoración resultará muy femenina, y si lo hacemos en un dormitorio infantil con tonos café o rosas, será muy acogedora y cálida.

En general, el mint combina y da un toque especial a prácticamente cualquier otro color, con los amarillos contrasta de forma alegre y divertida, con los coral le resta frialdad, los morados y los rosas le aportan calidez y dulzura... No hay color que no quede perfecto con el mint.

Evitar los cromados y los azules

Pero el mint no solo combina a la perfección con otros tonos sino también con cualquier material, desde el acero hasta la madera, pasando por el estilo más barroco con materiales dorados, los vanguardistas mezclados con negros, los románticos con madera blanca, etc. Todo es posible con los colores mint en decoración.

Es recomendable usar el mint combinado con el blanco para estancias que necesitan un gran aporte de luminosidad y sensación de limpieza como el baño y la cocina.

El único tono con el que el mint puede resultar frío en exceso es con el azul, y si nos decantamos por los metales, debemos evitar el color plata y los cromados, porque darán también una sensación fría e impersonal.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de decoración, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

irenita52 comento el 09/02/2015 a las 12:34

Me gusta mucho el mint, pero cuando voy a tiendas de decoración me cuesta encontrar objetos con este color tan especial.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios