Cocinas de color blanco

Publicado por Covadonga Carrasco, 19 Nov 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cocinas blancas, el color perfecto

La cocina es uno de los espacios más importantes de la casa, por no decir que es el más importante. Es el lugar en los que nos reunimos para comer, pero también para charlar o tomar café.

LO QUE DEBES SABER...
  • Amplitud: el blanco dispersa la luz de forma que el espacio parece mucho mayor, algo que nos permitirá “agrandar” nuestra pequeña cocina.
  • Calidez: si abusamos del blanco, lograremos una sensación de frialdad; mientras que si lo mezclamos con madera, lograremos la calidez que buscamos.
  • Estilos: no hay color mejor que el blanco para una cocina, ya que se integra a la perfección en cualquiera de los estilos decorativos que hayamos elegido.

Por eso, las cocinas modernas, además de buscar la funcionalidad, la luz y la amplitud, en realidad lo que buscan es convertirse en un espacio acogedor. Una de las mejores formas de lograr esto es eligiendo cocinas de color blanco y madera, ya que, tanto el color como los materiales, nos ofrecerán una sensación de limpieza, además de crear contrastes con otros tonos más llamativos aunque estos sean mínimos.

 

El blanco, un color perfecto para cualquier estilo

Entre las ventajas de elegir cocinas de color blanco y madera, cabe destacar que estas pueden quedar perfectas en cualquier estilo que imaginemos: desde las cocinas más modernas, a las cocinas rústicas, pasando por las de estilo vintage, las minimalistas, las clásicas... cualquier estilo es perfecto para este color y este material.

Si no contamos con demasiado espacio, el blanco nos permitirá dar mayor sensación de amplitud y, si además contamos con suficiente luz, conseguiremos que la cocina parezca aún más grande.

Blanco y madera, calidez y amplitud

El blanco además es el color de la serenidad, de la tranquilidad, y si le unimos que mucha gente busca en la cocina ese rincón de la casa en el que relajarse, nada mejor que elegir el blanco para lograrlo.

Pero debemos tener en cuenta que si abusamos del blanco, el efecto que podemos conseguir es el de frialdad, de ahí que la madera sea el complemento perfecto para este tono en la cocina. Este material será el que le aporte la calidez necesaria a la estancia, sin contar con que además es, probablemente, el más fácil de limpiar y uno de los más discretos con la aparición de manchas, algo que se agradece mucho en la cocina.



Comentarios (1)

gdani535 comento el 19/11/2014 a las 11:35

Personalmente opino que el color que predomine en una cocina debe ser el blanco.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos