¿Por qué utilizar pufs para decorar?

Publicado por Covadonga Carrasco, 21 Ago 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Pufs, los imprescindibles en decoración

Los pufs se convirtieron hace algunos años en elementos decorativos imprescindibles en cualquier hogar. La gran ventaja de estas particulares “sillas” es, además de su comodidad, su variedad, lo que permite que puedan combinar con cualquier estilo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Estilos: la gran ventaja de los pufs es que se adaptan perfectamente a cualquier estilo decorativo.
  • Diseños: los diseños son infinitos y los pufs están hechos de materiales que podemos utilizar en el interior y en el exterior de casa.
  • Almacenaje: si además no queremos tener cosas rodando por las habitaciones, los pufs pueden servir como elementos de almacenaje discretos.

Hay pufs para múltiples usos, desde los que usamos para colocar los pies, a los que son perfectos para tumbarnos a ver una película o incluso los que tenemos para guardar cosas al mismo tiempo. Pero veamos cuáles son los tipos de pufs más comunes para utilizar como elementos decorativos, sus tamaños, sus formas y sus colores.

 

Una enorme variedad para todos los gustos

Dependiendo de las dimensiones de nuestra casa y de la habitación en la que vayamos a colocar los pufs, los encontraremos más bajitos, más altos, rellenos de algodón, rígidos, mullidos, lisos, estampados, con ruedas, más grandes, más pequeños... ¡la variedad es casi infinita!

Y es que los pufs han conseguido dejar de lado a las mesitas auxiliares y a las banquetas, e incluso a los pies de cama.

Los diseños de los pufs son mucho más originales, más variados y con la posibilidad de adaptarlos a cualquier tipo de estilo decorativo que tengamos en casa, desde el más moderno al más clásico.

 

Podemos hacerlos nosotros mismos

Por norma general, los materiales con los que suelen estar forrados los pufs son el rattan y el lienzo, que permiten, dependiendo del color, adaptarlos tanto al interior como al exterior del hogar. Incluso hay tiendas en las que nos dan la opción de combinarlos con el mismo material de los sofás.

Pero los pufs, además de decorar, nos pueden servir para organizar, es decir, son un maravilloso "dos en uno". Los que tienen unas dimensiones más cuadradas suelen tener la parte de arriba desmontable, lo que nos permite guardar en el interior cosas que no queremos tener en medio del salón o la habitación. Son perfectos para las habitaciones infantiles, donde los niños pueden guardar todos sus juguetes y no dejarlos tirados en cualquier rincón.

Pero la gran ventaja de los pufs es que también podemos fabricarlos nosotros mismos. Con un elemento rígido para la base, un poco de relleno para que estén acolchados y el forro que elijamos, los podremos crear de manera personalizada.

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (3)

simeonediego842 comento el 21/08/2014 a las 13:51

A mí me encantan. Quedan genial en el salón o incluso en los dormitorios. Además, son comodísimos, al menos el mío.
Es algo que nunca podría faltar en mi casa. No sabía que había tanta variedad, echaré un vistazo a los distintos modelos que se pueden encontrar.
Gracias

javi comento el 26/08/2014 a las 12:33

sabeis de alguna tienda en Madrid para comprar pufs?

canalHOGAR comento el 26/08/2014 a las 14:17

Hola Javi, puedes encontrar pufs en muchas tiendas de decoración y muebles, como por ejemplo Casa, A Loja do Gato Preto, Conforama, Ikea, etc. También existen webs específicas en la venta online de pufs en las que puedes seleccionar el mueble a tu gusto. Por ejemplo mipuf.es o pufmania.es.

Saludos!

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos