Alfombras ecológicas en tu hogar

Publicado por Covadonga Carrasco, 13 Ago 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Alfombras biodegradables

Reciclar la basura no es lo único que podemos hacer para cuidar el medio ambiente, también tenemos la posibilidad de mantener la buena salud del planeta usando elementos en casa que sean ecológicos, como es el caso de las alfombras ecológicas de las que hablaremos hoy.

LO QUE DEBES SABER...
  • Alfombras de papel: tienen un porcentaje del 86% de papel en su composición y se pueden fabricar incluso con papel reciclado.
  • Medio ambiente: estas alfombras son biodegradables y cuidan el medio ambiente.
  • Ventajas: además de ser hipoalergénicas, muchas de ellas son más frescas que las alfombras tradicionales.

Se acabó eso de comprar alfombras de fibras sintéticas que además resultan muy artificiales y no dejan de ser plástico tratado. Las alfombras naturales y ecológicas le darán otro toque a nuestra decoración y serán beneficiosas para el medio ambiente.

 

Alfombras ecológicas de fibra de coco y de yute

Las alfombras de fibra de coco podemos usarlas en casa o en nuestro negocio. Sus diseños son variados, no solo en el diseño sino también en el color. Su máxima ventaja es que son biodegradables, pero además son hipoalergénicas, así que si tenemos niños en casa con alergia, no tendremos problemas. Además, también consiguen regular la humedad del ambiente.

Por su parte, el yute es un material también biodegradable, como el anterior, que puede usarse de manera única o mezclarlo con otras fibras. La textura que aporta el yute es muy suave y ofrece un aspecto cálido y acogedor. Estas alfombras son perfectas para colocarlas en nuestro salón.

 

Alfombras ecológicas de papel

Este tipo de material es sin duda la revolución a la hora de fabricar alfombras ecológicas. Se elaboran con un 86% de papel y un 14% de algodón. Tienen origen finlandés y se puede usar papel reciclado para su elaboración, por lo que resultan ecológicas al máximo. Son muy suaves y frescas, ideales para colocarlas durante el verano, época en la que muchas veces quitamos las alfombras normales porque dan mucho calor.

Existen infinidad de modelos y no son elementos tan delicados como podría parecer a priori. Y, aunque su resistencia al roce es menor que la de las alfombras de lana o de algodón, tienen una gran durabilidad.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

juantoni70 comento el 13/08/2014 a las 12:48

¡Qué curioso! Además es muy buena forma de contribuir al cuidado del medio ambiente. Estoy pensando en poner una en mi casa, es muy original.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos