Tipos de iluminación en el hogar

Publicado por Covadonga Carrasco, 09 Jul 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Ilumina correctamente tu hogar

La iluminación es básica para crear ambientes. Además, por muy maravillosa que sea la decoración, si una estancia no está iluminada de la forma adecuada, no podremos lucirla tal y como teníamos pensado.

LO QUE DEBES SABER...
  • Luz indirecta: la luz indirecta es perfecta para crear un ambiente sofisticado y elegante.
  • Amplitud: si elegimos bien la iluminación de nuestra casa, podremos sacarle mucho más partido a nuestra decoración y hacer que las estancias parezcan más grandes.
  • Espejos: nos servirán para reflejar la luz en el resto de la habitación y dar mayor sensación de amplitud.

Para disfrutar al máximo de la decoración de nuestra casa habrá que buscar cuál es la iluminación que mejor se adapta a cada estancia. Pero no solo es importante para que nuestra casa esté más bonita, elegir bien la iluminación también nos permitirá ahorrar dinero.

 

Iluminación diferente en cada rincón de la casa

La iluminación general es la que se encarga de iluminar toda la estancia. Suele tratarse de puntos de luz situados en el techo. Si además tenemos las paredes pintadas en tonos claros, blancos en el mejor de los casos, podemos incluso doblar el número de puntos de luz.

Los espejos también nos ayudarán, ya que reflejarán la luz y conseguiremos mayor sensación de luminosidad y amplitud en la casa. En las habitaciones más pequeñas es imprescindible colocar un espejo y hacer que la luz incida en él, es la mejor manera de crear la ilusión óptica de que la estancia es mucho más grande.

Por otra parte, la iluminación puntual es aquella que colocamos para que tenga un determinado uso como leer, ver la televisión, etc. Pero siempre teniendo cuidado de que no se formen sombras. 

 

Llamar la atención sobre un objeto

Si lo que queremos iluminar es una zona de trabajo, la luz tendrá que ser fría y blanca, que es mucho mejor para la vista.

En cuanto a la situación de la luz, si dirigimos su haz hacia arriba, la iluminación que conseguiremos será mucho más sofisticada. Esto ocurre, por ejemplo, con la iluminación indirecta.

Otra variedad de iluminación es la conocida como iluminación de exposición, que nos sirve para llamar la atención sobre algún elemento en especial, algo que queramos resaltar. Se suele utilizar en estanterías, cuadros, muebles... Esto también nos puede ayudar a separar ambientes.

Y, por último, encontramos la iluminación decorativa, que en realidad es la más tradicional, ya que se consigue mediante lámparas de pie que decoran por sí mismas. Su luz es suave, pero personal y crea ambientes cálidos.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

martincp118 comento el 09/07/2014 a las 12:59

Qué interesante. La verdad es que no tener una iluminación adecuada estropea mucho. Lo digo por propia experiencia. Muy buenos consejos, gracias.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios