La moda de los textiles de tartán

Publicado por Lucía Sánchez, 22 Abr 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo decorar con textiles tartán

Probablemente no sepamos cuáles son los textiles de tartán, pero si decimos que son telas escocesas, todos sabremos a lo que nos referimos. Pues bien, este tipo de tela puede utilizarse para muchas más cosas que para las típicas faldas y hoy os queremos enseñar algunos de estos posibles usos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Origen: las telas de tartán tienen su origen en el siglo XVIII en Escocia y se utilizaban para diferenciar a los clanes según la disposición de sus tartanes.
  • Invierno: este tipo de telas son más utilizadas en invierno, ya que hacen que nuestro hogar sea más acogedor.
  • Otros usos: podemos incorporar este tipo de tela en el tapizado de muebles o el revestimiento de paredes.

Los textiles de tartán son más típicos del invierno, ya que sugieren esa idea de hogar acogedor, pero también podemos utilizar este tipo de tela en verano eligiendo de manera adecuada los colores.

 

Orígenes del tartán y usos básicos

El tartán es una tela hecha a base de cuadros de diferentes colores. Su origen se remonta al siglo XVIII en Escocia y se utilizaba para poder diferenciar a los clanes en función de la disposición de su tartán.

Cuando pensamos en telas de tartán lo primero que se nos viene a la cabeza son las faldas tipo colegiala o las mantas y otros elementos que proporcionan calor como las colchas. Sin embargo, debido a la gran variedad de telas de tartán que tenemos a nuestra disposición, podemos incorporarlas a otros elementos y rincones del hogar. Vamos a ver cómo hacerlo.

 

Tartán en nuestro hogar

Este tipo de tela estampada puede emplearse para tapizar muebles, revestir paredes o para hacer fundas de sofá. Es probable que sature un poco, por ello es conveniente no abusar de este tipo de tela. Por ejemplo, podemos decidirnos por forrar solo el asiento de las sillas o alguna parte de la pared.

Otra opción es combinar varios estilos de tartán. Por ejemplo, sobre nuestra cama podemos utilizar un modelo como colcha y otro diferente como manta.

Pero si no queremos recargar con este estampado, siempre lo podemos utilizar para pequeños elementos, como una manta en un rincón de lectura, los cojines del sofá, las abrazaderas de las cortinas, etc. Además, los colores de los textiles de tartán no tienen por qué ser los típicos rojos, azules y negros, hoy en día encontramos estampados de cuadros muy coloridos y para todos los gustos.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos