Decorar el hogar con tonos azules

Publicado por Patricia Arroyo, 16 Abr 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Decorar con colores azules

Tradicionalmente, el color azul se ha utilizado para adornar las habitaciones de los niños. Sin embargo, esta tendencia ha evolucionado hacia otras formas de decoración, ya que hoy en día el azul se combina con otros colores y se utiliza en otras estancias. Por ello, queremos hablaros sobre cómo decorar vuestro hogar con tonalidades azules.

LO QUE DEBES SABER...
  • Azul claro: aporta luminosidad y claridad a los espacios, transmitiendo tranquilidad y relax.
  • Azules oscuros: se combinan con el color blanco, los tonos crema, grises y beis.
  • Combinación: el azul puede combinar perfectamente con marrón, naranja, rojo, lila o verde.

El azul es uno de los tres colores primarios, por lo que combinará muy bien con el resto de tonalidades y, además, nos transmitirá tranquilidad, paz, frescura y limpieza.

 

Cómo decorar con tonos azules

Si queremos aportar luminosidad y claridad a una habitación, utilizaremos un azul claro con el que crearemos un ambiente relajado y tranquilo. El azul claro o el azul cielo se suele utilizar para habitaciones de bebés. También podemos crear un espacio fresco con el azul mediterráneo que, al ser más fuerte que el anterior, nos transmitirá más alegría. Lo aconsejable, para conseguir todas estas sensaciones, es combinar estos colores con un mobiliario blanco.

Si queremos tener una habitación algo más colorida, podemos utilizar el azul junto con el rojo y el blanco. Pero existen muchas otras combinaciones: azules con amarillos, marrones y naranjas, para dar alegría; el azul turquesa con la gama de verdes, para crear lugares frescos; y los azules con lilas para espacios acogedores.  

En cuanto al azul oscuro, es idóneo para estancias como el salón o el dormitorio principal. Podemos combinarlo con el blanco, los cremas, grises y beis. Con estas combinaciones crearemos espacios elegantes. Si queremos utilizar el azul marino podemos mezclarlo con el rojo, el rosa o el naranja.

 

Cómo utilizar el color azul

A la hora de utilizar colores oscuros debemos hacerlo en espacios muy luminosos, pues de lo contrario aportarán oscuridad. Si nos decantamos por un color oscuro, debemos evitar pintar todas las paredes de la habitación con el mismo color, pues se reducirá la sensación de espacio. Podríamos hacerlo solo cuando los suelos fuesen blancos. Lo idóneo sería buscar el contraste entre las paredes utilizando diferentes tonalidades del azul.

Tampoco es aconsejable que las paredes, los accesorios y los muebles tengan el mismo color, ya que la estancia nos transmitiría aburrimiento y monotonía. 

Y, por último, debemos utilizar el azul claro para espacios pequeños, así les daremos mayor amplitud y luminosidad.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de decoración, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

irenita52 comento el 16/04/2014 a las 12:51

Mi habitación estaba decorada de color azul oscuro combinado con madera, y la verdad es que quedaba muy bonita, ¡yo seguiré el ejemplo!

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios