Tipos de lámparas de cama

Publicado por Covadonga Carrasco, 15 Abr 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Elige la lámpara de cama más adecuada

A muchos nos gusta disfrutar de un ratito de lectura en la cama antes de dormir. Sin embargo, esto puede resultar peligroso para nuestra vista si no elegimos el tipo de luz adecuada. Para ello, es imprescindible saber qué tipos de lámparas de cama hay en el mercado y cuáles son las más adecuadas para nosotros.

LO QUE DEBES SABER...
  • Molestias: uno de los grandes problemas de las lámparas de cama es que su luz puede molestar a nuestra pareja. Para evitarlo, lo ideal es utilizar lámparas auxiliares portátiles.
  • Tenue: la luz tenue nos servirá para dar un toque acogedor y agradable a la habitación, pero también nos hará forzar la vista a la hora de leer.
  • Luz directa: son lámparas cuyo haz de luz se dirige a un único punto y son perfectas para leer.

Las lámparas que colocamos en las mesillas son muy habituales pero, con la idea de no molestar a la persona que duerme a nuestro lado, pueden tener una luz demasiado suave para leer. Una buena solución es la de colocar lámparas auxiliares que no molestarán a nuestra pareja pero cuya iluminación será mucho más eficaz.

 

Evitar molestar a nuestra pareja

Las lámparas de cama son un clásico sobre nuestras mesitas de noche y son una buena forma de aportar un toque de confortabilidad a nuestra habitación. Sin embargo, en ocasiones la luz es muy débil y esto nos puede perjudicar a la hora de leer en la cama porque tendremos que forzar demasiado la vista.

Para solucionar esto, podemos colocar en la parte del cabecero dos tipos de lámparas: una con una luz más tenue y cálida, y otra con una luz que tenga la suficiente intensidad para no hacernos daño a la hora de leer. Si las colocamos adecuadamente, no tendremos por qué molestar a nuestra pareja.

 

Lámpara auxiliar de luz directa

Las lámparas auxiliares también nos ayudarán a mejorar la luz con la ventaja de que podemos dirigirlas directamente a la zona que queremos iluminar, en este caso el libro, sin tener que molestar a la persona que tenemos al lado. Además, si las elegimos con luces tipo led, podemos ahorrar hasta un 85% de energía eléctrica.

Muchas de estas lámparas son portátiles y podemos colocarlas según nos convenga. Incluso podemos guardarlas cuando no las estemos usando para no romper la estética de la habitación.

 

Lámparas colgantes

Si nos gusta arriesgar en la decoración, podemos usar lámparas colgantes en la habitación sustituyendo las lámparas de mesilla. Habrá que colocarlas en el mismo lugar pero colgando directamente del techo. Esto no molestará a los demás y será una forma original de decorar. Eso sí, debemos tener en cuenta que las lámparas tienen que ser más pequeñas que las que solemos colgar en el centro de la habitación y, a ser posible, que queden algo más bajas.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

juantoni70 comento el 15/04/2014 a las 14:10

Siempre tengo un flexo en la mesita de noche para poder leer, pero me ha gustado la idea de poner luces en el cabecero.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios