Un cuarto secreto en el dormitorio infantil

Publicado por Covadonga Carrasco, 26 Mar 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Un dormitorio infantil mágico con cuarto secreto

Los niños tienen un mundo interior lleno de fantasía y magia, por eso les encanta disfrutar de lugares en los que esconderse, hacer sus pequeños escenarios y disfrutar al máximo de su imaginación. Si conseguimos crear un cuarto secreto en el dormitorio infantil de nuestros hijos, les haremos los más felices del mundo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Imaginación: la imaginación de los niños es maravillosa y podemos fomentarla con un cuarto secreto en el que la puedan desarrollar al máximo.
  • Armario: si el armario es muy grande, será un lugar ideal para el cuarto secreto.
  • Telas: con unas cuantas telas y unos cojines también podemos crear un cuarto secreto a modo de tienda de campaña.

Podemos crear pequeños escondites o lugares secretos en los que los más pequeños de la casa puedan sentir que están en un espacio único y exclusivo para ellos y para sus amigos. Los pasadizos y las puertas secretas conseguirán desarrollar aún más su imaginación, y despertar la magia y el misterio en sus juegos.

 

El lugar ideal: el armario

Dependiendo de la cantidad de espacio que tengamos en el dormitorio infantil, podremos colocar este cuarto secreto en uno u otro lado. Por ejemplo, en un armario grande podemos crear en la parte del fondo un espacio con forma de pasadizo para que el niño tenga la posibilidad de esconderse allí para jugar. Si colocamos algunas luces a pilas, será un lugar perfecto para entretenerse.

Si tenemos la suerte de tener una habitación amplia, podemos colocar el armario alejado un poco de la pared y, en el espacio resultante entre ambos, crear el cuarto secreto con telas por ejemplo, a modo de tienda de campaña.

 

Un rincón con telas y mucha imaginación

Si no tenemos la posibilidad de colocar este cuarto secreto en el interior del armario, podemos hacerlo algo más rudimentario, pero que a los más pequeños les encantará igual. Solo tendremos que buscar un hueco en la habitación y, con telas y una barra, cubrir un espacio en el que colocaremos una alfombra y muchos cojines. Este será el sitio en el que los niños pueden dar rienda suelta a su imaginación, pensando que se encuentran en mil lugares como un castillo, una cueva o cualquier otra cosa que se les ocurra.

Otra idea, algo más complicada, es utilizar dos habitaciones contiguas. Una de ellas será el dormitorio del niño y la otra el cuarto de juegos. Para unirlas podemos crear una especie de túnel en lugar de una puerta común. Le encantará recorrer el pequeño pasadizo para llegar a la zona de juegos.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de decoración, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

mariagarcia421 comento el 26/03/2014 a las 12:41

Me ha encantado la idea del cuarto secreto, a mí me hubiese encantado la idea de tener uno en el armario cuando era pequeña.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos