La técnica de lavar el color

Publicado por Lucía Sánchez, 12 Mar 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Pintar con la técnica de lavar el color

¿Aún no conocéis la técnica de lavar el color? Se aplica en las paredes y hoy queremos explicaros cómo podéis hacerlo vosotros mismos en casa.

LO QUE DEBES SABER...
  • Utensilios: un trapo limpio, guantes, dos cubos, dos brochas, un bote de pintura base para paredes y un bote de pintura de otro tono o color.
  • Primera capa: debemos dar una capa lisa de un color base para la pared.
  • Segunda capa: aplicaremos brochazos en distintas direcciones de un color diferente.

La técnica de lavar el color en las paredes es una técnica que, a pesar de que lleva bastante tiempo realizarla, resulta muy sencilla. Utilizaremos dos colores o dos tonos para conseguir un efecto increíble.


Resultados de lavar el color en una pared

Con esta técnica de lavado del color en nuestras paredes conseguiremos diferentes tonos y texturas en una única superficie. El resultado será una pared divertida y original. ¡Se acabó el gotelé! Con esta técnica daremos un toque innovador y diferente a nuestras paredes.

Eso sí, lo ideal es realizar la técnica de lavado del color sobre paredes lisas. Pero, si tenemos paredes con rugosidades o con desperfectos, esta técnica nos será de gran ayuda, ya que disimulará estas imperfecciones.

 

Pasos para lavar el color de las paredes 

Lo primero que debemos hacer es tapar todos los muebles y demás elementos de la zona en la que vayamos a pintar. En segundo lugar, limpiaremos las paredes con un trapo limpio.

Después ya podremos comenzar a pintar. Nos pondremos unos guantes y verteremos la pintura sobre el cubo. Ahora solo tendremos que pintar las paredes de forma clásica. Esparciremos la pintura con el rodillo sin gotear y dando una única capa. Dejaremos secar la pintura antes de continuar.

Cuando la primera capa esté seca, comenzaremos con la segunda. Verteremos el segundo bote sobre el cubo y removeremos. Aplicaremos la segunda capa de pintura con este otro color. Debemos prestar atención cuando elijamos el segundo color, ya que tiene que ser dos tonos más bajo que el color base que hemos usado en la primera capa. Aunque en realidad también podemos utilizar un color completamente distinto, si somos más atrevidos, claro.

La forma de aplicación de esta segunda capa será diferente. La aplicaremos en distintas direcciones, sin ningún tipo de patrón, según se nos vaya antojando pintaremos a un lado y a otro. Por último, dejaremos secar de nuevo.

Como podemos ver, es una técnica sencilla pero que ofrece unos resultados muy sutiles y vistosos a la vez.



Comentarios (1)

mariagarcia421 comento el 12/03/2014 a las 12:43

Yo tengo una pared en morado y violeta con esta técnica de lavar el color y la verdad es que queda muy estético para una pared pequeña o muy estrecha y alta.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos