Frisos para decorar y aislar

Publicado por Lucía Sánchez, 11 Feb 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Frisos en las paredes

Existen algunas opciones para decorar y a la vez aislar las paredes de nuestra casa. Una de estas alternativas son los frisos. Si estáis remodelando la casa y buscáis materiales con los que decorar y aislar las paredes, no podéis perderos este post.

LO QUE DEBES SABER...
  • Los frisos: están hechos de diferentes materiales, sobre todo de madera, y sirven para decorar y aislar las paredes.
  • Tipos de frisos: principalmente existen tres tipos de frisos, los de madera, los de PVC y los de melamina MDF.
  • Instalación: la colocación de los frisos es muy sencilla, por lo que podemos llevarla a cabo nosotros mismos.

Una de las principales ventajas de los frisos es que podemos instalarlos nosotros mismos y en poco tiempo.

 

Frisos de madera

Los frisos son una estupenda alternativa para decorar y aislar la casa. Existen varios tipos de frisos que podemos elegir en función de la zona en la que queramos instalarlos.

Los frisos de madera son los más clásicos y tienen un estilo nórdico. Son excelentes aislantes y aportan un matiz hogareño que otros de frisos no consiguen. Dentro de los frisos de madera podemos elegir diferentes tonos, ya sean oscuros o claros. En el caso de que prefiramos un ambiente rústico, el friso de madera con tono oscuro debería ser nuestra elección. Por el contrario, si lo que buscamos es una habitación muy luminosa, los tonos claros potenciarán la luz que queremos.

¿Inconvenientes? Elijamos la madera que elijamos deberemos barnizarla cada dos o tres años. Cualquier tipo de madera necesita un adecuado mantenimiento, además de cierta humedad para conservar este material.

Una idea original es colocar los frisos en diagonal, dará una perspectiva completamente diferente a nuestro hogar. Y, por qué no, colocar los frisos de madera en paredes alternas puede ser un acabado perfecto para una casa moderna.

 

Frisos de melamina MDF y de PVC

Los frisos de melamina poseen una base de conglomerado, pero su última capa es una imitación a la madera. Es un material muy resistente y, además, no necesita mantenimiento. Su grosor es variable, por lo que si necesitamos un fuerte aislante podemos elegir un friso de melamina MDF más ancho. Su principal ventaja es que es un material que se limpia muy fácilmente. Una opción muy decorativa para colocar los frisos de melamina MDF es instalar las láminas en horizontal detrás de la cama del dormitorio principal. El resultado será que la habitación parecerá más grande y conseguiremos un toque moderno.

Por su parte, los frisos de PVC son ideales para las zonas más húmedas como baños o cocinas. ¿Por qué? Porque son de un material al que no le afectan los cambios de temperatura. Además, al igual que los frisos de MDF, los de PVC tampoco requieren mantenimiento.



Comentarios (1)

martincp118 comento el 11/02/2014 a las 12:50

Nunca se me habría ocurrido, pero estos frisos de madera parecen una buena idea para una casa fría. Muy interesante.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios