Pintar una pared nueva

Publicado por Vanesa Sánchez, 12 Feb 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Pintar pared nueva

Si queremos pintar una pared nueva o recién construida, deberemos tener en cuenta que necesitaremos esperar cierto tiempo y después aplicar varias manos de pintura.

LO QUE DEBES SABER...
  • Pared nueva: no se puede pintar directamente sino que se debe preparar bien antes y esperar unos meses.
  • Preparar: primero hay que limpiarla con una solución de ácido muriático y agua, enjuagarla y dejarla secar. 
  • Pintar: dar una capa de sellador y posteriormente pintarla empezando por las esquinas y aplicando un par de manos.

Como decimos, debemos esperar un tiempo prudencial para poder pintar una pared nueva, que puede variar entre 2 y 6 meses dependiendo del tipo de pintura que queramos aplicar. 

 

Cómo limpiar una pared nueva para poder pintarla

Sin embargo, no vamos a tener la pared así durante todo ese tiempo, así que lo mejor es limpiarla muy bien con una solución de ácido muriático a razón de 10 partes de agua por una parte de ácido. Después de limpiarla a fondo, hay que enjuagarla y dejarla secar muy bien para después continuar con la tarea.

Una vez la pared esté bien seca, ya podremos empezar a prepararla para poder pintarla cuando llegue el momento.

 

Preparar la pared para pintarla

Al igual que aplicamos una capa de imprimación antes de pintar la madera, a una pared nueva se le debe aplicar un producto que se llama fijador o sellador. Se aplica fácilmente con una brocha o rodillo y con una mano es suficiente para conseguir que la pintura se adhiera equitativamente por toda la pared. Se debe esperar unas 24 horas para que seque bien, aunque si son unas cuantas horas más mejor.

Una vez seco este producto, comprobaremos si hay algún desperfecto en la pared como una grieta o algún golpe. Si es así, primero deberemos repararlos con un poco de masilla o similar y lijar, una vez seco, para alisar la pared. Después limpiaremos bien la zona para eliminar el polvo que haya podido adherirse.

Si hay enchufes, rodapiés, marcos de ventanas o zócalos, primero los taparemos con cinta de carrocero y papel de estraza. Una vez tapados, cubriremos el suelo con sábanas viejas o plásticos para que no se estropee si caen gotas de pintura. A continuación, ya podremos empezar a pintar las esquinas con una brocha o paletina y el resto con rodillo.

Dejaremos secar bien y aplicaremos otra mano más para terminar definitivamente de pintar la pared nueva. De todas formas, en caso de tener algún problema con la pared nueva, recuerda que una solución es recurrir a un seguro de hogar que incluya servicios de bricolaje, como es el caso de Bricomap de Mapfre



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios