Decoración de invierno para el salón

Publicado por Cristina Yáñez, 11 Dic 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Decorar el salón en invierno

Con la llegada del invierno no solo cambiamos la ropa del armario, también lo hacemos con la decoración de nuestro hogar. Hoy os damos algunos consejos para que vuestro salón también se vista de invierno.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tejidos gruesos: como la lana o la franela dan un aspecto invernal al salón.
  • Alfombras: deben ser grandes y gruesas para que generen mayor confort y calor.
  • Olores: las velas aromáticas crearán un ambiente cálido y envolvente.

 

En invierno el salón se convierte en un punto de encuentro, confort y calor, pues son las palabras que mejor definen su decoración.

 

Tejidos para el invierno

Los tejidos gruesos como la lana, la franela o la piel en colores cálidos generan en el hogar un ambiente acogedor y relajado. Los elementos con tejidos gruesos son importantes para que el salón ofrezca sensación de calor. Por ejemplo, podemos incorporar cojines de terciopelo en el sofá o cambiar las fundas de los sillones por algún textil más denso que combine con el resto del salón.

Las alfombras también serán de gran ayuda para generar ese aspecto invernal. Recomendamos que sean grandes y gruesas, de esta forma el frío quedará aislado. Al mismo tiempo, las alfombras son un buen elemento para generar calidez y confort en el hogar.

Algo que no podemos pasar por alto son las cortinas, deben ser pesadas y oscuras que contrasten con los tonos cálidos de los textiles utilizados en el sofá, cojines o alfombras. Las cortinas evitarán que pase el frío y ejercerán de aislante al igual que las alfombras.

Otros detalles para una decoración invernal

Además de jugar con la combinación de elementos textiles, podemos añadir otra serie de complementos que vestirán nuestro salón de invierno. Por ejemplo, podemos añadir velas aromáticas cuidando qué olores nos inspiran más para un ambiente invernal y hogareño. Al mismo tiempo, recomendamos colores como el rojo, naranja o amarillo.

Otros elementos que pueden darle un toque muy personal y único al salón en esta época son los centros de mesa con piedras y hojas secas, y los cuadros grandes con intensos colores cálidos como el rojo, el granate o el naranja.

Podemos pensar incluso en la luz. Las lámparas de pie, además de ser muy útiles en esta época del año, que anochece muy pronto, también añadirán estilo a nuestro salón. Si nos decidimos por colocar una de esta lámparas debemos situarla en las zonas que más utilicemos, y tener en cuenta que la luz que proyecte debe ser intensa y cálida.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos