Cubre canapé, un detalle que no podemos pasar por alto

Publicado por Vanesa Sánchez, 25 Mar 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cubre canapé

El cubre canapé es el detalle de gusto que puede cambiar el estilo de un dormitorio. Por eso no debemos pasarlo por alto a la hora de vestir nuestra cama.

LO QUE DEBES SABER...
  • Cubre canapé: es una tela para cubrir el espacio entre la cama y el suelo.
  • Colocación: se puede poner tipo colcha o con velcro unido a los travesaños de la cama.
  • Qué colores elegir: si es un dormitorio de matrimonio, mejor en tonos neutros que combinan bien con todo. Si es juvenil, mejor a juego con la colcha.

 

Su función es revestir el espacio que queda entre la cama y el suelo cuando colchas, fundas nórdicas o sábanas no son suficientemente largas y dejan ver la estructura de la cama y lo que pueda haber debajo de esta.

 

Tipos de cubre canapé

Cuando utilizamos un cubre canapé, nos damos cuenta de que el dormitorio se vuelve mucho más cálido, resaltando mucho más la cama y el espacio donde se encuentra. Los cubre canapés los podemos colocar de varias formas. Los hay que se instalan bajo el colchón y sobre el canapé, como si de una colcha se tratase, mientras que otros se ponen con un velcro adhesivo en el borde de la tela que se pega a otro que recorre el contorno de la cama. Este velcro es recomendable que vaya grapado a los travesaños de la cama porque con el calor o el frío tiende a desprenderse.

Además, podemos encontrar cubre canapés de diferentes medidas de largo, ancho y alto para que se ajusten perfectamente al modelo de cama que queramos cubrir.

Un cubre canapé a juego con la habitación

Si tenemos mano para la costura, nos podemos atrever incluso a hacerlo nosotros mismos. La confección de los cubre canapés puede ser lisa, con pliegues hundidos en las esquinas, tablas en los laterales, fruncidos, plisados y volantes, entre otras muchas opciones. También las telas dependerán de las que haya en la habitación, ya que deberán combinar para hacer un conjunto estético y acogedor.

Es recomendable usar los tonos neutros como el crudo, el blanco o el color crema. Estos tonos irán perfectamente con cualquier ropa de cama, funda nórdica, sábana, colcha o edredón que usemos. También serán perfectos cuando queramos cambiar el aspecto de nuestra habitación. Si es un dormitorio juvenil, colocaremos entonces un cubre canapé a juego con la colcha o de un color que combine mejor.

La decoración de la habitación quedará ideal combinando pequeños detalles. Con el cubre canapé, unos cojines, unas flores en una mesilla y una luz cálida, conseguiremos dar un encanto especial a la habitación donde descansar y relajarnos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos