La silla Barcelona de Mies van der Rohe

Publicado por Covadonga Carrasco, 28 Feb 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Silla Barcelona

Existen muebles que se han convertido además de en imprescindibles, en objetos tremendamente familiares. Esto es precisamente lo que sucede con la silla Barcelona de Mies van der Rohe.

LO QUE DEBES SABER...
  • Una pieza: en 1950 se consigue rediseñar la silla y elaborarla de una sola pieza.
  • Arte: la silla Barcelona está considerada como una obra de arte que se ha llegado a exponer en museos.
  • Knoll: se encargó de la fabricación de la silla desde 1953 con las especificaciones del arquitecto Mies.

 

Esta silla fue diseñada en 1928 por Ludwig Mies van der Rohe y su compañera Lilly Reich. En realidad la silla Barcelona se creó para incluirla como parte del mobiliario de una de las principales obras del arquitecto: el Pabellón Alemán para la Feria Mundial en Barcelona de 1929.

 

Una silla de diseño original

Su inspiración se encuentra en las sillas plegables y los apoyapiés en forma de X. La creación de esta silla no fue solo el origen de un elemento más del mobiliario, sino que contó desde el primer momento con un importante peso intelectual y cultural.

Su primer diseño, el original, fue antes de la aparición del acero inoxidable y la soldadura, así que la silla contaba con patas atornilladas en forma de X y un cojín de piel de cerdo, en color marfil.

En 1950, Mies diseñó de nuevo la silla haciendo uso de nuevos materiales. Con esto lo que se consiguió fue crear un marco de una sola pieza de metal, generando un diseño de líneas simples y limpias, la que conocemos hoy.

Esta silla se ha convertido en un icono del estilo modernista por lo que comenzó con su producción comercial prácticamente de inmediato. En 1953 Mies entregó la licencia exclusiva de producción a Knoll, el actual fabricante de la silla Barcelona siguiendo siempre las especificaciones del arquitecto.

Más que un mueble, una obra de arte

Las grandes características que hacen tan especial a este diseño son sus líneas armónicas, su forma elegante y simple y la mezcla de materiales tradicionales y modernos, que han llegado a convertir a la silla Barcelona en algo más que un mueble, en una pieza de arte reconocida a nivel mundial.

Esta silla hemos podido verla incluso como objeto de exposición en museos y por supuesto en las viviendas de los grandes arquitectos y diseñadores. Un auténtico icono de la arquitectura moderna.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos