Cómo iluminar el recibidor

Publicado por Covadonga Carrasco, 23 Ene 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Iluminar el recibidor

El recibidor es probablemente la carta de presentación de cualquier casa. Por eso es muy importante que, al igual que en el resto de las habitaciones de la casa, cuidemos con detalle su decoración. De ahí la importancia de iluminar correctamente esta estancia para evitar que parezca la entrada de un hogar oscuro y frío.

LO QUE DEBES SABER...
  • Luz indirecta: será la mejor para aportar mayor sensación de calidez al recibidor.
  • Tipos de luz: los halógenos y apliques son fáciles de colocar y aportan gran cantidad de luz.
  • Espacio: la iluminación variará según el espacio que haya en el recibidor, nunca se debe recargar.

 

Para la iluminación en los recibidores, dependiendo del tamaño claro está, es recomendable usar halógenos y, si es posible, colocar algún aplique en las paredes.

Si el recibidor es muy pequeño tampoco conviene sobrecargar de luz la estancia. En el caso de que pueda entrar algo de luz natural nos ayudará a crear mayor sensación de espacio.

 

La luz indirecta

Como sucede con cualquier otro tipo de habitación, la mejor luz es la indirecta, que será la que dé mayor calidez al ambiente. Para conseguir este efecto lo mejor es colocar un aplique de focos halógenos o unas lámparas en el mueble del recibidor enfocando la luz hacia el techo para que quede dispersa hacia arriba.

Dependiendo del espacio del recibidor, la iluminación tendrá que ser de una u otra manera. Si tenemos varios metros podremos colgar apliques en las paredes, lámparas en el techo o un total de hasta cuatro halógenos para iluminarlo bien.

Como decíamos antes, si además queremos darle ese toque de calidez al ambiente podemos colocar una lámpara de pie que aporte el toque de luz indirecta y contrarreste el brillo de las demás lámparas.

Iluminar dependiendo del espacio

Si por el contrario el recibidor es pequeño, también pueden colocarse dos apliques uno frente a otro y orientados hacia el techo para conseguir el efecto de luz indirecta. En este caso las lámparas de sobremesa también son un elemento imprescindible consiguiendo que se reparta la luz y consigamos además mayor amplitud de espacio.

Como ya hemos comentado en más de una ocasión, si los espacios son muy pequeños el tono de muebles y paredes ha de ser claro para evitar así generar mayor sensación de espacio reducido.

Cuidar la decoración y la iluminación del recibidor será la mejor manera de cuidar la carta de presentación de nuestra casa.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios