Crear un rincón para la lectura

Publicado por Esther Castillo, 10 Sep 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Habitación para lectura

A todos nos gusta disfrutar de un momento de relax al acabar la jornada y nada mejor que hacerlo con un buen libro en las manos. Hoy os damos las claves para hacer un encantador rincón de lectura en nuestra casa. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Sofá: reclinable y debajo de la ventana para aprovechar la luz natural.
  • Estanterías: pueden ser independientes o integradas a medida en la propia pared.
  • Iluminación: focos de luz en el techo y lámpara de lectura que podamos dirigir donde necesitemos.

 

Nosotros no podemos aseguraros que el libro que vayáis a leer sea bueno, pero sí podemos ayudaros a crear el ambiente ideal para disfrutar de este hobby.

 

Estancia independiente

Si disponemos de suficiente espacio lo ideal es crear el cuarto de lectura en una habitación independiente. Los elementos esenciales de la habitación serán una gran estantería para colocar todos los libros que tengamos o que queramos leer, un cómodo sofá y una buena iluminación.

Para poner los libros podemos utilizar baldas o estanterías de madera o las prácticas librerías. Si la habitación es de dimensiones reducidas podemos adaptar la biblioteca a la pared para aprovechar bien el espacio y así poder colocar cientos de libros.

El sofá o sillón lo situaremos a ser posible debajo de la ventana para aprovechar la luz natural cuando sea posible. Optaremos por uno reclinable que se adapte a todos los miembros de la familia.

En cuanto a la iluminación, habrá que disponer de fuentes de luz general en el techo y una lámpara propia de lectura que pueda dirigirse donde necesitemos en cada momento.

Si también nos apasiona escuchar música, podemos unir estos dos placeres en esta misma habitación, dejando un hueco para los DVDs  o discos para los más nostálgicos, e incorporando un equipo de música.

Rincón dentro de otra habitación

Si nos es imposible adaptar una habitación simplemente para ocio, podemos optar por acomodar un rinconcito de nuestro dormitorio o salón.

La estantería puede estar formada por baldas sueltas sin apoyos verticales que quitarán menos espacio y el sofá podemos cambiarlo por un original diván. Lo único es que quizá no podamos tener tantos libros como en una sala independiente, pero podremos ir cambiándolos cada cierto tiempo.

Aunque leer no requiere de un sitio especial, el ambiente ayudará a disfrutar más de esa relajante actividad literaria. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos