Tipos de suelos para terrazas

Publicado por Covadonga Carrasco, 09 Oct 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

El mejor suelo para la terraza

Seguro que en más de una ocasión hemos pensado que ya va siendo hora de cambiar el suelo de la terraza. Algo que vamos dejando pasar, pero que, cuando llega el verano y comenzamos a utilizar la terraza mucho más, nos arrepentimos de no haberla reformado antes.

LO QUE DEBES SABER...
  • Materiales: en realidad, los suelos de interior y los de exterior están fabricados con los mismos materiales, la diferencia es el acabado superficial que se les da.
  • Resistencia: los materiales más resistentes son la cerámica, la piedra y el hormigón, pero cada uno tiene sus pros y sus contras.
  • Sol: el sol puede calentar en exceso algunos suelos, por eso es importante conocer bien los materiales para no colocar uno inadecuado.

Como es lógico, el suelo de exterior no necesita los mismos cuidados que el de interior. El uso, el desgaste y las inclemencias meteorológicas nos harán elegir un tipo u otro de suelo.

 

Materiales para el suelo de la terraza

En el fondo, el material con el que se hacen los suelos de interior y los de exterior es el mismo, la diferencia entre ellos es el tratamiento superficial que se les aplica.

En exterior siempre debemos colocar suelos más resistentes y evitar que resulten resbaladizos. Por norma general, los materiales que se utilizan son la cerámica, el terrazo, el hormigón e incluso la madera o las piedras naturales.

 

Cerámica y madera

Los suelos de cerámica son probablemente los más duraderos y los más fáciles de mantener. También tienen un coste muy bajo si los comparamos con otros. El único problema es que, si les da directamente el sol, alcanzan temperaturas muy elevadas.

Por otro lado, si queremos cambiar el suelo del jardín o la piscina, la madera es perfecta, ya que incluso podemos crear pendientes para evacuar el agua, aunque el coste del mantenimiento es bastante alto.

 

Hormigón y piedra

El hormigón también es uno de los materiales más económicos que hay, además de ser muy resistente. El inconveniente es que, si queremos cambiarlo en algún momento o quitarlo por completo, es algo complicado y muy costoso.

Los suelos de piedra, al igual que los de hormigón y cerámica, también son muy resistentes, pero sucede lo mismo que con estos últimos, el sol consigue que alcancen temperaturas muy altas.

En función de las características de nuestra terraza o de nuestro jardín, tendremos que elegir un material u otro para adecuar el suelo perfectamente a nuestras necesidades.



Comentarios (1)

charliesbin89 comento el 09/10/2014 a las 14:07

Una terraza de madera queda muy bonita, pero hay que dedicarle tiempo a su mantenimiento. Yo me quedo con la cerámica!

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos