Cómo pintar fachadas exteriores

Publicado por Patricia Arroyo, 05 Mar 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Pintar una fachada exterior

Una fachada exterior no se pinta de la misma manera que las paredes interiores de un hogar. Además, a la hora de pintar una fachada tendremos que revisar previamente su estado por si tuviese algún tipo de daño como grietas o humedades.

LO QUE DEBES SABER...
  • Pintura: el tipo de pintura que se utiliza para pintar fachadas es la acrílica.
  • Rodillo: debe ser de lana y con un mango grueso.
  • Brocha: mejor que tenga un ancho de 10 o 15 cm y pelo duro. 

Es importante que realicemos esta primera revisión, pues influirá en el tipo de pintura que elegiremos y la técnica que vamos a emplear.

 

Consejos para pintar una fachada exterior

Una vez comprobemos que la fachada está en buen estado tendremos que limpiarla. De esta manera, cuando apliquemos la pintura esta se fijará mejor en ella. ¿Cómo podemos limpiarla? Lo más recomendable es que utilicemos una manguera de agua o alguna máquina de agua a presión. Después, tendremos que dejar que la fachada se seque antes de empezar a pintarla. Dependiendo del tamaño tardará más o menos, pero aproximadamente serán dos semanas. Si observamos que después queda suciedad entre los ladrillos, podremos quitarla con cepillos de cerdas rígidas y, si es necesario, repararemos las juntas de los ladrillos.

El siguiente paso será elegir la pintura. Lo aconsejable, para una buena elección, es fijarnos en la porosidad de las paredes, que nos servirá además para saber cuántas capas tendremos que dar. Así, si se trata de una pared muy porosa deberemos aplicar al menos 3 capas. Hay que recordar que antes de aplicar una capa la anterior debe estar completamente seca. La pintura más recomendable para las fachadas es la acrílica, pues su secado es muy rápido.

 

Rodillos para pintar fachadas

En cuanto a los rodillos, lo ideal es que sean de lana y con un mango grueso para que la pintura se extienda mejor. Es importante que tengan bastante pelo si la fachada es muy porosa. A la hora de pintar debemos hacerlo en trazos verticales. Si utilizamos una brocha es conveniente que tenga un ancho de 10 o 15 centímetros y pelo duro si es para paredes porosas. Otro consejo es que, para estos trabajos de bricolaje algo más complejos, contemos con un seguro de hogar que nos incluya este tipo de tareas.

Por último, debemos pensar en la meteorología, pues si pintamos en un día con viento, la pintura se secará muy rápido y no nos dará tiempo a extenderla. Por otro lado, si lo hacemos en un día caluroso, la pintura perderá sus propiedades y se agrietará. 



Comentarios (1)

juantoni70 comento el 05/03/2014 a las 13:32

El mejor día para pintar una fachada es a principios de primavera cuando empieza a hacer sol pero aún hace el fresquete del invierno jeje

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios