Preparar los rodillos antes de pintar

Publicado por Lucía Sánchez, 07 Mar 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo preparar un rodillo de pintar

¿Vas a pintar en casa? y ¿vas a utilizar un rodillo? Pues entonces no puedes perderte nuestro artículo de hoy sobre cómo preparar los rodillos antes de pintar. Sigue nuestros consejos para que el resultado sea óptimo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Cinta adhesiva: para eliminar pelos y polvo del rodillo.
  • Limpiar y guardar: hay que limpiar el rodillo con agua o disolvente después de usarlo y dejar que se seque en un lugar seco y sin luz del sol.
  • Pintar: si el rodillo es nuevo, hay que pintar primero el utensilio con un pincel para que no absorba demasiada pintura.

Los rodillos son perfectos para pintar grandes superficies, sobre todo para las paredes lisas que no tengan rugosidades.

 

Reutilizar un rodillo

Si utilizamos un rodillo de pintura y lo guardamos, cuando lo saquemos para usarlo de nuevo tendremos que tener en cuenta una serie de consejos que nos ayudarán a conseguir un resultado perfecto.

Si no seguimos estos pasos, la aplicación de la pintura no dará buenos resultados, ya que pueden llegar a producirse aglomeraciones de pintura al no extenderla bien con el rodillo. También corremos el riesgo de dejar manchas en la pared, a la vez que realizaremos más esfuerzo al pintar.

 

Pasos para preparar el rodillo

Si el rodillo es nuevo deberemos tener cuidado con los pelos sueltos y las impurezas que tenga. Para eliminar todo esto lo único que tenemos que hacer es pegar una cinta adhesiva sobre la superficie del rodillo y despegarla, con ello eliminaremos todas las partículas que no deberían estar ahí. También debemos tener presente que no es recomendable introducirlo en seco en la pintura, ya que la capacidad de absorción de un rodillo nuevo es muy alta y, por ello, cargará una cantidad excesiva de pintura. Para evitar esta situación, lo ideal es pintarlo primero un poco con una brocha o pincel, utilizando el color que vamos a aplicar después.

Lo que siempre debemos hacer a la hora de guardar el rodillo es lavarlo con agua o disolvente después de cada uso. Una vez limpio, lo guardaremos durante dos días en un lugar seco y teniendo en cuenta que no le debe dar el sol. Cuando esté completamente seco, meteremos el rodillo en una bolsa de plástico y listo.



Comentarios (1)

charliesbin89 comento el 07/03/2014 a las 12:41

Yo siempre reutilizo el mismo para pintar y la verdad es que no había pensado mucho en cómo preparar el rodillo. Igualmente ya me hace falta uno nuevo, haré lo de la cinta adhesiva a ver qué tal.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos