Características de las pinturas al látex

Publicado por Cristina Yañez, 17 Oct 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Pinturas al látex y sus propiedades

Si estáis pensando en pintar vuestra casa o una habitación de la misma, seguro que por vuestra cabeza pasan multitud de tipos de pinturas y no sabéis por cuál decantaros, ya que cada una ofrece unas ventajas y unos inconvenientes. Por ello, os vamos a hablar de las pinturas al látex y de sus principales beneficios frente al resto, para que decidáis si pueden ser o no una de las candidatas a la hora de llevar a cabo el trabajo de pintura.

LO QUE DEBES SABER...
  • Protección: son pinturas perfectas para proteger las paredes de las acciones de los agentes externos que puedan perjudicarlas.
  • Humedad: al no absorber la humedad evitaremos problemas que pueden surgir en otro tipo de pinturas.
  • Colores: se puede conseguir casi cualquier tono, ya que se suelen usar tintes para obtener el color deseado.

 

Las pinturas al látex son altamente recomendadas si tenemos pensado pintar una pared exterior de la casa. 

 

Excelente protectora 

La principal característica de las pinturas de látex, que las convierte en unas de las mejores opciones del mercado, es que resisten muy bien los agentes externos. Ofrecen una formidable capa protectora que podemos usar en aquellas paredes o muros que están expuestos a las inclemencias del tiempo o los cambios de temperatura.

Pero no solo presentan ventajas para las zonas exteriores, sino que las paredes de dentro de casa, si usamos este tipo de pinturas, estarán también protegidas contra la humedad y el roce, dos de los problemas más comunes que se dan en el hogar.

Esto es debido a que las pinturas al látex, al contrario que otros tipos de pinturas, no absorben la humedad, evitando así la aparición de manchas o incluso de moho. 

Limpieza de las paredes 

Otra de las principales ventajas que presentan las pinturas al látex es que las superficies en las que las hayamos usado se pueden lavar fácilmente. De esta manera podremos limpiar las paredes con ayuda de agua y un poco de jabón sin miedo a que se dañe la pintura y eliminar así cualquier resto de suciedad, sobre todo si el acabado es brillante o satinado. Con las pinturas mates debemos hacerlo con más cuidado para que no quede ningún tipo de mancha.

Por último, la variedad de colores que podemos adquirir en este tipo de pinturas es casi infinita, ya que además se pueden emplear entonadores y tintes para acabar consiguiendo el resultado que más nos guste.

Además, las pinturas al látex son muy duraderas y no tendremos que retocar las paredes tan a menudo como con el resto de tipos de pinturas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos