La psicología del color

Publicado por Cristina Yañez, 22 Feb 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Connotaciones de los colores

Muchos estudios afirman que las diferentes tonalidades y colores que podemos percibir nos evocan sensaciones y afectan de una determinada manera a nuestra mente, por lo que dependiendo de cómo esté pintada nuestra casa, podremos tener una serie de sentimientos que variarán en función de los colores elegidos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Sensaciones: inconscientemente, cada color nos transmite una serie de sensaciones tanto positivas como negativas.
  • Estimulación: algunos colores estimularán nuestro cerebro para que tengamos más ganas de comer o para que nos entre sueño.
  • Decoración: dependiendo de nuestra personalidad y de la función que cumpla cada habitación, elegiremos un color u otro.

 

Hay un color recomendado para cada estancia de la casa dependiendo de cual sea la función principal que vayamos a desarrollar en ella.

 

Colores que estimulan

En primer lugar, vamos a hablar del rojo, un color que transmite mucha fuerza y pasión y del que no hay que abusar en exceso pues puede llegar a cansar e incluso irritar a nuestra mente. Se dice también que estimula el cerebro y abre el apetito, por lo que podemos meter toques rojos a la decoración del comedor o la cocina.

En cuanto al verde, es el color por excelencia de la naturaleza y nos transmitirá una sensación de paz. Si llevamos una vida muy ajetreada, nada mejor que pintar la habitación de un verde muy natural para relajarnos totalmente y desconectar al final del día.

También se asocia este color con la salud como podemos comprobar en la mayoría de los ambientes de los hospitales en los que predominan los tonos de este color.

Los colores amarillos y naranjas transmiten energía y vitalidad y mantienen activo el cerebro, aportando connotaciones positivas a la estancia en la que los usemos. Por ello, son recomendados para las cocinas o salas en las que vayamos a desarrollar tareas que requieran estar activo.

Diferentes connotaciones

Otro color que tiene muchas connotaciones es el violeta, que se asocia a la espiritualidad y a la meditación. Los tonos más suaves pueden incitar al sueño y se convertirán en una opción ideal para pintar los dormitorios. Los más fuertes poseen gran fuerza pero al igual que ocurre con los tonos rojos, no se debe abusar de ellos ya que con el paso del tiempo pueden transmitirnos sensaciones negativas.

Por último, el color azul se relaciona, sin ninguna duda, con los océanos y el mar y transmite tranquilidad y serenidad, por lo que es un aliado fundamental para aquellas habitaciones destinadas al relax.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos