Diferencias entre cava y champagne

Publicado por canalHOGAR, 30 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Diferencias entre cava y chapagne

Hay diferencias entre el cava y el champagne y negarlo es negar la realidad; lo que no es real es que necesariamente uno tenga que ser bueno y otro peor. Hay cavas buenos y los hay de peor calidad, igual que champagnes.

Que en la etiqueta de tu botella elegida para festejar ponga champagne no significa que tengas entre tus manos el mejor vino para brindar, tampoco si eliges un cava te aseguras nada, salvo que un cava será un cava y un champagne, un champagne. Las diferencias entre cava y champagne vienen marcadas por el clima, el suelo y las uvas que se utilizan para elaborarlo, el proceso en esencia también es el mismo.

El cava, que durante algún tiempo se llamó champagne, tiene sus propias características definitorias y, desde que además, tiene nombre propio -cava-, vuela libre y se reconoce como una bebida diferente y no como el hermano pobre del champagne. Dentro de la denominación de origen champagne, hay calidades y también las hay dentro de los cavas:

   • La tierra en la que se crían las cepas que dan origen a champagne se caracterizan por un subsuelo calizo con muy buena ventilación gracias a las tierras gredosas que los recubren. Mientras las cepas que dan origen al cava, principalmente situadas en la zona del Penedés, presentan una superficie arcillosa con algo de caliza, pero no es lo predominante.

   • En cuanto al clima, mientras que el cava es mediterráneo, el champagne es atlántico. Esta es una diferencia esencial entre ambos tipos de cultivo. La temperatura de la que disfrutan las uvas para cava es superior a los 15 grados y disfrutan de más de 2000 horas de sol. Frente a esto, la zona del champagne ofrece a sus uvas una temperatura media de 10 grados y unas 1.700 horas de insolación al año. Las diferencias son obvias.

   • La climatología marca el tiempo idóneo de la vendimia y vuelve a ser muy diferente el de la uva para champagne que el de la uva para cava. La del cava es temprana, ya que el sol y el calor facilitan la maduración de la uva, mientras la vendimia del champagne debe ser tardía.

   • La uva es, según los expertos, la diferencia primordial entre champagne y cava. No se utiliza la misma clase de uva, por lo que es evidente que el resultado no puede ser el mismo en ningún caso. 

   • Los viñedos dedicados a la elaboración de champagne se localizan en unas zonas determinadas de Francia, las únicas autorizadas legalmente para la elaboración de champagne, allí se cultivan la Pinot Noir, Pinot Meunier y la Chardonnay.

   • En Cataluña se ubica la principal zona productora de cava de España aunque no la única, concretamente en la comarca del Penedés. Allí crecen las uvas usadas para elaborar cava, principalmente la Macabeu, Xarel.lo y Parellada, todas ellas blancas.

Estas claras diferencias entre el cava y el champagne llegan hasta la materia prima y hacen evidente la realidad de que ambos vinos son diferentes. Sin embargo, en lo que a método de elaboración se refiere, los dos (cava y champagne) comparten método y tradición. Aunque a la hora de elaborar en España y en Francia, surgen las diferencias, que aunque de forma secundaria, también colaboran en diferenciar ambos vinos:

   1. La poda en Francia está reglamentada en sistemas permitidos, en España no. El riego de los viñedos en Francia sí está permitido, mientras que en España no.

   2. Las cosechas de Champagne son bastante irregulares, debido a los adversidades climatológicas de la zona.  Por ello, se hace necesario destacar con la denominación “vintage” o “millésime” los buenos años de cosecha. En España, aunque se usa esta denominación en casos puntuales, las cosechas son mucho más regulares.

   3. La denominación de origen Champagne responde a una zona delimitada y concreta de Francia, mientras que en España el nombre cava hace referencia a una forma de elaboración y no a una denominación de origen geográfica concreta.

   4. El precio del cava suele ser menor que el del champagne, pero no tanto por la calidad como por la cantidad de uva que puede usarse. Mientras que en Francia las uvas para champagne son un bien escaso, en España hay mucha más cantidad de uva que puede usarse para elaborar cava.

   5. El champagne suele llevar azucares añadidos antes de la fermentación, para contrarrestar el grado de acidez de la uva menos insolada. En España, este tipo de procedimientos no es necesario, ya que las uvas reciben más horas de sol y, además, está expresamente prohibido en la elaboración de cava.

No hay duda de que hay notables diferencias entre cava y champagne, otra cosa muy distinta es el gusto o la calidad del producto, que viene determinado por muy distintos factores, pero el hecho es que el champagne y el cava no son el mismo tipo de vino y que dentro de cada uno de ellos, hay diferentes calidades y gustos.
Disfrutar de tu vino favorito en la seguridad de tu hogar es un placer que puedes permitirte con total tranquilidad y relax si cuentas con el Seguro de Hogar MAPFRE, que se encarga por ti de eventualidades e imprevistos domésticos, de acuerdo con las coberturas de tu póliza.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios