Vino rosado Flor de Amézola

Publicado por Covadonga Carrasco, 03 Nov 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Vino rosado Flor de Amézola

Perteneciente a la bodega riojana Amézola de la Mora nace un vino que coincide con uno de los momentos más maravillosos del año, la llegada de la primavera. Se trata de un nuevo vino rosado conocido como "La Flor de Amézola" y que se elabora con una exclusiva selección de un 40% de tempranillo del Pago de San Quiles y un 60% de uva variedad viura que nace en la finca María Antoñana. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Características: tiene un suave y fresco paso por el paladar, un sabor intenso y una acidez refrescante. 
  • Época: es ideal para tomarlo con la llegada de la primavera o con buen tiempo. 
  • Maridaje: una de las ventajas de los rosados es que combinan casi con cualquier plato, desde quesos o carnes a arroces o pescados. 

Lo curioso de este vino es que únicamente sale al mercado una edición limitada de 7.000 botellas cuyo precio es de aproximadamente unos 6,00 €.

 

Un vino que recuerda a la frambuesa

Es un caldo rosado de color frambuesa, intenso y brillante. En nariz se trata de un vino en el que destacan las frutas rojas grandes. Por otra parte, en boca es un vino de fresco y suave paso por el paladar con características muy significativas, un sabor intenso y una acidez refrescante.

Es el vino ideal para disfrutar cuando comienza a alargarse la permanencia del sol durante el día, las buenas temperaturas,  de la naturaleza y de los aperitivos al aire libre rodeados de amigos.

El vino ideal para la llegada de la primavera

Un vino perfecto para disfrutar en ocasiones en las que las comidas resulten ligeras o sencillamente en el previo a reuniones en torno a la mesa para ir abriendo boca para un momento especial.

Debemos recordar, como siempre, que los vinos rosados son la mejor manera de iniciarse en el universo vitivinícola, ya que su sabor resulta agradable prácticamente a cualquier persona y permite que abramos el paladar a otros vinos como los blancos o los tintos.

Refrescantes y servidos a bajas temperaturas, los vinos rosados, como en este caso la Flor de Amézola, demuestran que no tienen menos calidad que el resto de caldos, haciéndonos disfrutar de la misma forma.

Debemos recordar también que los vinos rosados son perfectos para tomar el aperitivo y el maridaje cubre un abanico mucho más amplio que el del resto de caldos. Desde quesos a carnes, pasando por arroces o pescados, el rosado puede maridar casi cualquier plato, haciéndonos disfrutar al máximo de ellos y por supuesto del vino.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos