Vino blanco Monopole

Publicado por Covadonga Carrasco, 31 Mar 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Vino Monopole

El vino blanco Monopole pertenece a la bodega Cvne situada en el barrio de la estación de Haro en la Rioja Alta, una bodega que se ha convertido en un referente a nivel mundial.

En Cvne, el proceso de elaboración del vino se realiza con dedicación y empeño al igual que se hacía en 1879, origen de esta bodega.

Además, es una de las primeras en la zona de La Rioja que comenzó a embotellar sus propios vinos. A principios del siglo XX embotellaba ya 80.000 botellas, algo muy inusual en la época, con una capacidad de envejecimiento extraordinaria, ya que en aquella época era habitual despachar el vino lo antes posible.

 

Un blanco con toques a flores y frutos

El vino blanco Monopole se elabora a partir de la variedad de la uva viura. El proceso comienza con un suave prensado del que se obtiene el mosto flor. Posteriormente, se fermenta en depósitos de acero inoxidable a una temperatura controlada, que facilita su extracción y conservación de los aromas primarios y frutales más propios de la variedad.

Su aspecto es de color amarillo verdoso. En nariz cuenta con un aroma fresco a flores de primavera y frutas como la manzana, la piña o la pera.

En boca es un vino muy suave en la entrada con una original mezcla de sensaciones. Tiene, además, un paso elegante y permanente con un retronasal que nos sigue recordado a frutas y flores.

 

Un vino ideal para tomar con los entrantes

En cuanto al maridaje, es el vino perfecto para tomar con el aperitivo, con los entrantes o a la hora de comer un pescado o un marisco.

En cuanto a la temperatura, la que resulta ideal para servirlo es alrededor de los 10 ºC.

La última cosecha de 2012 resultó escasa en la D.O. La Rioja, debido a la sequía que ha caracterizado esta añada. El rendimiento en la viña fue menor que en otras ocasiones, sobre todo en las zonas de secano, lo que afectó a todas las variedades, especialmente al blanco. Sin embargo, esta ausencia de lluvia favoreció que la uva llegara a la bodega en un excelente estado, obteniendo como resultado unos vinos mediterráneos extraordinarios, aromáticos y afrutados.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

sandrimartinez2 comento el 31/03/2014 a las 12:50

Me llama mucho la atención este vino no solo por el color verdoso, sino por lo que decís del olor a piña o pera, seguro que es perfecto para tomar con sepia o calamares. ¡Gracias!

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios