Vino blanco Ostatu

Publicado por Covadonga Carrasco, 11 Nov 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Vino Ostatu blanco

Seguimos apostando por un mejor conocimiento de los vinos blancos, por eso hoy hablaremos del vino blanco Ostatu, perteneciente a una bodega familiar de máxima calidad.

La familia Sáenz de Samaniego cuenta con un estilo propio a la hora de elaborar vinos, el resultado es el Ostatu. Cultivadas en suelos arcillosos - calcáreos, de tonos ocre, las viñas reciben el nutriente fundamental para que las uvas logren alcanzar este toque tan personal de los vinos Ostatu.

El viñedo del que se logra el Ostatu blanco ofrece unas uvas que proceden de las zonas altas de los viñedos con edades comprendidas entre los 30 y los 80 años, que se encuentran en los términos de Samaniego, Laguardia y Leza a unos 580 metros de altitud.

Un vino de estructura impecable

Se trata, como comentábamos antes, de suelos arcillosos - calcáreos. La estructura del subsuelo se forma con varias capas de roca blanca influenciada por el clima mediterráneo.

El 8% de la variedad de uva es viura y el 15% malvasía que se vendimian de forma manual, recogiendo la uva en remolques de carga pequeña durante el mes de septiembre.

En cuanto a la elaboración, se realiza un despalillado y estrujado mecánico que después macera durante unas 5 horas aproximadamente y a bajas temperaturas.

El mosto fermenta con las lías en depósitos de acero inoxidable durante 21 días a unos 15 o 16 grados.

La estabilización se realiza por frío y se filtra solo en procesos de estabilización tartárica. Se conservan en depósitos hasta que llega el momento del embotellado.

Fresco, equilibrado, elegante e intenso

En cuanto al vino en sí, se trata de un pálido con un brillo extraordinario y reflejos verdosos.

En nariz es un vino que nos recuerda las frutas frescas como la manzana verde y la hierba recién cortada, con un toque elegante y fino propio de la variedad.

En boca es un vino equilibrado y fresco, graso y con dimensión. Es un vino largo con un extraordinario equilibrio de sabores, una maravillosa intensidad frutal y gran calidad.

En definitiva, y como sucede con la mayoría de los blancos de calidad, el vino blanco Ostatu consigue que después de una sola copa hayamos caído rendidos a sus pies.

Y es que no hay nada mejor que disfrutar de un buen blanco a la hora del aperitivo o acompañando una cena en la que el protagonista absoluto sea el pescado.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios