El Sequé

Publicado por Covadonga Carrasco, 17 Dic 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Vino tinto el Sequé

Existen vinos que nos seducen con su dulzor y su recuerdo a fruta madura, que consiguen que los taninos saturados se tornen en terciopelo y que alcancen una fusión única con el balsámico de la naturaleza mediterránea. En definitiva, si se tiene pasión por los tintos, el Sequé es vuestro vino.

Perteneciente a las Bodegas y Viñedos El Sequé, situadas en Alicante y pertenecientes a la D.O. Alicante, esta bodega fue creada por Juan Carlos de Lacalle y Agapito Rico que pretendía basar la elaboración y crianza de los vinos en la uva autóctona, la Monastrell.

Lo que se buscó desde el primer momento fue conseguir vinos tintos de primera calidad en una tierra que además cuenta con un gran potencial y una larga tradición vitivinícola.

Fruto de las cepas de Monastrell

Esta bodega está situada en el Sequé, lugar que da nombre al vino, a una altura de aproximadamente unos 650 metros, con cepas casi centenarias de Monastrell y en las que también podemos encontrar Cabernet Sauvignon, Syrah y Tempranillo. El tipo de suelo de esta zona, muy pobre en arcilla y humus, es el suelo perfecto para lograr vinos de enorme calidad y por supuesto, con el sello del sabor mediterráneo.

Pero centrándonos en el vino Sequé, este está elaborado a base de uva 100% Monastrell tras una vendimia manual en cajas de hasta 15 kg. donde se seleccionan cuidadosamente los racimos y las bayas.

Un vino potente y sabroso

La vinificación de sus depósitos abiertos con maceración en frío durante 48 horas y fermentación durante aproximadamente unos 10 o 12 días, sufre pisados diarios y un pequeño remontado, lo que logra que la calidad del vino sea muy alta. En cuanto al envejecimiento es fermentación maloláctica en barrica, con una crianza de 12 meses en barrica de roble francés de 500 litros.

En cuanto al vino en sí mismo, a su aspecto, podemos decir que el Sequé es a la vista de un intenso color cereza con cierto borde granate. En nariz nos recuerda a frutas rojas, frutas maduras, tostado y especiado.

En boca es un vino potente, sabroso y carnoso, donde se perciben los taninos maduros. Para servirlo de forma correcta es necesario que el Sequé esté a una temperatura de 16º. Un auténtico acierto para todos aquellos que deseen disfrutar de una buena botella de tinto.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios