Cómo sacar el corcho sin sacacorchos

Artículo

Publicado por canalHOGAR, 27 Sep 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Un corcho en una botella de vino

Cuántas veces has llevado una botella de vino a una cena especial con amigos y ¡horror! No hay sacacorchos. Te damos unos trucos para que aprendas a sacar el cocho sin tan preciada herramienta y dejes fascinados a tus comensales con una asombrosa destreza para abrir botellas. 

1. El método más fácil es empujar el corcho hacia dentro con un objeto que pase por el pico de la botella. Puede ser un rotulador que tengamos a mano, aunque recuerda que esto puede tener una gran desventaja: si no nos acabamos la botella no tendremos corcho para tapar lo que nos ha sobrado.
 
2. Otro truco consiste en fabricar tu propio sacacorchos con la ayuda de un destornillador, un tornillo grueso y largo y unas tenazas. Mete el tornillo con el destornillador atravesando el corcho y, una vez bien profundizado, empuja hacia fuera el tornillo con las tenazas. El corcho saldrá fácilmente.

 


 
3. Otra forma es fabricar nuestro propio sacacorchos utilizando un destornillador, un tornillo que sea grueso y largo y unas tenazas. Metemos el tornillo con el destornillador para que atraviese el corcho y, una vez bien profundizado, utilizamos las tenazas empujando hacia fuera el tornillo. El corcho saldrá fácilmente.

4. Otro método frecuente, aunque bastante más complicado por su fragilidad, es envolver la botella en un trapo y golpear la base de esta contra la pared. Si nunca has puesto en práctica este método, o no te ves con la destreza necesaria para ello, es mejor que no lo pongas en práctica, ya que el vidrio de la botella puede romperse.  

5. Si te encuentras en un lugar donde no tienes demasiadas herramientas, puedes  utilizar un zapato y realizar la misma operación que acabamos de explicar en el método anterior, sin olvidar los cuidados y precauciones que ello implica: mete el culo de la botella en el zapato y golpea contra la pared. Poco a poco el corcho irá cediendo por el empuje de las ondas creadas por los golpes y en unos minutos la botella quedará perfectamente descorchada.

En todos los casos, recuerda que estas dos últimas prácticas requieren de una cierta destreza y cuidado en su puesta en práctica. Ante cualquier incidente o imprevisto, y lo mejor para disfrutar de una cena tranquila junto a los tuyos, es que cuentes con las coberturas y protecciones que te ofrecen los Seguros de Hogar MAPFRE



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos