Cómo hacer salsa arrabiata paso a paso

Inicio  /  Cocina  /  Recetas  /  Pasta y pizza  /  Cómo hacer salsa arrabiata paso a paso

Cómo hacer salsa arrabiata paso a paso

La salsa arrabiata es la ideal para la pasta, si te gusta el tomate y el picante. Tiene un sabor fuerte que la caracteriza y que le da una personalidad única, pero que no la hace recomendable para que no soporten el picante. Es sencilla de elaborar.

Cómo hacer salsa arrabiata paso a paso
Valora este artículo
Cuenco con salsa de tomate junto a tomates, guindilla, pimienta y ajo
La salsa arrabiata es la ideal para la pasta, si te gusta el tomate y el picante. Tiene un sabor fuerte que la caracteriza y que le da una personalidad única, pero que no la hace recomendable para que no soporten el picante. Es sencilla de elaborar.
Dificultad Fácil
Temperatura Caliente
Cocinado Guiso
Bebidas que acompañan Vino blanco, Vino rosado
Coste Medio (entre 3 y 15 Euros)
Receta para Adultos
Fecha señalada Diario
Tiempo 1hora
La salsa arrabiata es la ideal para la pasta, si te gusta el tomate y el picante. Tiene un sabor fuerte que la caracteriza y que le da una personalidad única, pero que no la hace recomendable para que no soporten el picante. Es sencilla de elaborar.
Dificultad Fácil
Temperatura Caliente
Cocinado Guiso
Bebidas que acompañan Vino blanco, Vino rosado
Coste Medio (entre 3 y 15 Euros)
Receta para Adultos
Fecha señalada Diario
Tiempo 1hora
Ingredientes
  • 1 kilo de tomates
  • 3 dientes de ajo
  • 4 guindillas (o chiles rojos)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de orégano
  • 4 hojas de albahaca fresca
Elaboración
  1. La salsa puede hacerse con tomates naturales, tomates pelados de bote –en conserva- o tomate triturado. Depende de la disponibilidad y la temporada. Si usas tomates naturales y de temporada, obtendrás una salsa rabiata mucho más natural y sabrosa. Los tomates tienes que lavarlos, pelarlos y quitarles cualquier parte que no esté en perfecto estado. Luego, trocéalos en partes más o menos pequeñas.
  2. Pela y corta en láminas finas los ajos. Prepara el aceite en un sartén, con un fuego suave, añade las láminas de ajo. Agrega también las guindillas o chiles rojos. Deja que se vayan dorando lentamente, pero vigila frecuentemente para que no se quemen. Ten en cuenta que el número de guindillas es el regulador del sabor fuerte y picante: cuánta más guindilla, más picante será la salsa.
  3. Adiciona el tomate troceado a la sartén con el ajo y las guindillas doradas, salpimienta el tomate al gusto y déjalo en la sartén. Remueve de forma suave e insistente para que los tomates se vayan deshaciendo y la salsa vaya tomando consistencia y textura. No se recomienda avivar el fuego, si quieres una salsa deliciosa. Se calcula que este paso puede llevarte unos 30 minutos para obtener un condimento en su punto justo para tu pasta fresca preferida.
  4. Revisa la salsa, probándola antes de retirarla del fuego. Si es necesario agrega sal o un poco de azúcar, si la notas demasiado ácida y necesitas rectificar le sabor. Como toque final, espolvorea el orégano y añade –si tienes y te gusta- unas hojas de albahaca. Remueve de nuevo para mezclar estos últimos ingredientes y retira del fuego.
  5. La salsa arrabiata es picante y deja un fuerte sabor. Es ideal para servir con pasta fresca, de hecho, es una pasta de tradición italiana, romana en concreto. Se aconseja servir siempre muy caliente y si no estás seguro de que el picante guste a todos los comensales, mejor preséntala en cuencos o salseros individuales y no junto con la pasta, ya mezclada. Advierte que es una propuesta picante e invita a que cada persona se sirva la cantidad que prefiera.
Elaboración
  1. La salsa puede hacerse con tomates naturales, tomates pelados de bote –en conserva- o tomate triturado. Depende de la disponibilidad y la temporada. Si usas tomates naturales y de temporada, obtendrás una salsa rabiata mucho más natural y sabrosa. Los tomates tienes que lavarlos, pelarlos y quitarles cualquier parte que no esté en perfecto estado. Luego, trocéalos en partes más o menos pequeñas.
  2. Pela y corta en láminas finas los ajos. Prepara el aceite en un sartén, con un fuego suave, añade las láminas de ajo. Agrega también las guindillas o chiles rojos. Deja que se vayan dorando lentamente, pero vigila frecuentemente para que no se quemen. Ten en cuenta que el número de guindillas es el regulador del sabor fuerte y picante: cuánta más guindilla, más picante será la salsa.
  3. Adiciona el tomate troceado a la sartén con el ajo y las guindillas doradas, salpimienta el tomate al gusto y déjalo en la sartén. Remueve de forma suave e insistente para que los tomates se vayan deshaciendo y la salsa vaya tomando consistencia y textura. No se recomienda avivar el fuego, si quieres una salsa deliciosa. Se calcula que este paso puede llevarte unos 30 minutos para obtener un condimento en su punto justo para tu pasta fresca preferida.
  4. Revisa la salsa, probándola antes de retirarla del fuego. Si es necesario agrega sal o un poco de azúcar, si la notas demasiado ácida y necesitas rectificar le sabor. Como toque final, espolvorea el orégano y añade –si tienes y te gusta- unas hojas de albahaca. Remueve de nuevo para mezclar estos últimos ingredientes y retira del fuego.
  5. La salsa arrabiata es picante y deja un fuerte sabor. Es ideal para servir con pasta fresca, de hecho, es una pasta de tradición italiana, romana en concreto. Se aconseja servir siempre muy caliente y si no estás seguro de que el picante guste a todos los comensales, mejor preséntala en cuencos o salseros individuales y no junto con la pasta, ya mezclada. Advierte que es una propuesta picante e invita a que cada persona se sirva la cantidad que prefiera.
Ingredientes
  • 1 kilo de tomates
  • 3 dientes de ajo
  • 4 guindillas (o chiles rojos)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de orégano
  • 4 hojas de albahaca fresca
2019-02-20T12:38:27+02:006 febrero, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Cómo hacer salsa arrabiata paso a paso
Valora este artículo
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar