Inicio  /  Cocina  /  Recetas  /  Crema de espárragos verdes

Crema de espárragos verdes

3 minutos | La crema de espárragos verdes es un plato rico y saludable para toda la familia. Gracias al sabor más suave con respecto a los espárragos blancos, puede usarse tanto para comidas como para cenas. Se trata de una receta fácil que te sacará de más de un apuro cuando no sepas qué preparar.

Bol con crema de espárragos
La crema de espárragos verdes es un plato rico y saludable para toda la familia. Gracias al sabor más suave con respecto a los espárragos blancos, puede usarse tanto para comidas como para cenas. Se trata de una receta fácil que te sacará de más de un apuro cuando no sepas qué preparar.
Dificultad Fácil
Temperatura Caliente
Bebidas que acompañan Agua, Cerveza
Coste Medio (entre 3 y 15 Euros)
Receta para Todos
Fecha señalada Diario
Tiempo 45 minutos
La crema de espárragos verdes es un plato rico y saludable para toda la familia. Gracias al sabor más suave con respecto a los espárragos blancos, puede usarse tanto para comidas como para cenas. Se trata de una receta fácil que te sacará de más de un apuro cuando no sepas qué preparar.
Dificultad Fácil
Temperatura Caliente
Bebidas que acompañan Agua, Cerveza
Coste Medio (entre 3 y 15 Euros)
Receta para Todos
Fecha señalada Diario
Tiempo 45 minutos
Ingredientes
  • 2 manojos Espárragos trigueros
  • 2 cebollas grandes
  • 1 pizca Perejil fresco
  • 1 pizca tomillo
  • 1 pizca Orégano
  • 200 mililitros Nata para cocinar
  • 300 mililitros Agua
  • 50 mililitros aceite oliva virgen extra
  • 1 cucharadita sal
  • 1 cucharadita Pimienta
Elaboración
  1. En primer lugar, es necesario que laves bien los espárragos verdes ya que es posible que contengan algunos restos de suciedad o tierra. Aunque la mayoría vienen lavados correctamente, es mejor que no te arriesgues y los pases por debajo del grifo con abundante agua.
  2. Una vez limpios, llega el momento de cortarlos. En primer lugar, para realizar la crema, será necesario que utilices la parte más dura de los espárragos verdes. Por lo general, cuando estos se consumen a la plancha o en un revuelto, esta es la parte que suele eliminarse. En este caso, vamos a utilizarla junto con el tallo y reservar la parte más blandita para el final de la receta.
  3. Corta los tallos en trozos pequeños para que sea más fácil cocinarlos. A continuación, pela y corta las cebollas y el puerro, eliminado las capas exteriores de ambos. Para que quede un sofrito más suave, corta los trozos en juliana.
  4. En una sartén suficientemente grande deberás añadir un poco de aceite de oliva virgen extra y las verduras que habías cortado previamente (cebolla y puerro). Para lograr un buen sofrito, cocina todos los ingredientes a fuego medio durante 5 minutos. Remueve bien y añade la sal y las especias para que den sabor al guiso.
  5. Toca incorporar los trozos de espárragos al sofrito. Deja que todo se cocine durante 5 minutos a fuego medio para que los ingredientes se vayan ablandando poco a poco. A continuación pasa todos los ingredientes a una cazuela y añade la nata y el agua para que se cubran por completo.
  6. Cuece todo durante 10 minutos a fuego fuerte y comprueba cada poco tiempo que no te has quedado sin agua. Esto es importante, ya que si no lo haces, es posible que la mezcla se queme y se pegue a la cazuela. Cuando comience a hervir deberás probarlo para añadir la sal y la pimienta al gusto.
  7. Una vez cocido toca pasar a la batidora para lograr una textura de puré. Dependiendo del punto de crema que quieras conseguir podrás añadir más nata para que esta quede más espesa o más líquida. Por último pasa el puré por un colador o un chino para eliminar las hebras.
  8. Ahora llega el turno de las puntas de los espárragos que habíamos reservado anteriormente. Las incorporamos a una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra y las salteamos a fuego medio durante unos 3 minutos.
  9. A la hora de servir colocamos la crema en su plato y añadimos unas puntas salteadas junto con un poco de queso rallado.
  10. Lo mejor es que la sirvas lo más caliente posible para disfrutar de un plato reconfortante con el que combatir el calor durante los días de invierno.
Elaboración
  1. En primer lugar, es necesario que laves bien los espárragos verdes ya que es posible que contengan algunos restos de suciedad o tierra. Aunque la mayoría vienen lavados correctamente, es mejor que no te arriesgues y los pases por debajo del grifo con abundante agua.
  2. Una vez limpios, llega el momento de cortarlos. En primer lugar, para realizar la crema, será necesario que utilices la parte más dura de los espárragos verdes. Por lo general, cuando estos se consumen a la plancha o en un revuelto, esta es la parte que suele eliminarse. En este caso, vamos a utilizarla junto con el tallo y reservar la parte más blandita para el final de la receta.
  3. Corta los tallos en trozos pequeños para que sea más fácil cocinarlos. A continuación, pela y corta las cebollas y el puerro, eliminado las capas exteriores de ambos. Para que quede un sofrito más suave, corta los trozos en juliana.
  4. En una sartén suficientemente grande deberás añadir un poco de aceite de oliva virgen extra y las verduras que habías cortado previamente (cebolla y puerro). Para lograr un buen sofrito, cocina todos los ingredientes a fuego medio durante 5 minutos. Remueve bien y añade la sal y las especias para que den sabor al guiso.
  5. Toca incorporar los trozos de espárragos al sofrito. Deja que todo se cocine durante 5 minutos a fuego medio para que los ingredientes se vayan ablandando poco a poco. A continuación pasa todos los ingredientes a una cazuela y añade la nata y el agua para que se cubran por completo.
  6. Cuece todo durante 10 minutos a fuego fuerte y comprueba cada poco tiempo que no te has quedado sin agua. Esto es importante, ya que si no lo haces, es posible que la mezcla se queme y se pegue a la cazuela. Cuando comience a hervir deberás probarlo para añadir la sal y la pimienta al gusto.
  7. Una vez cocido toca pasar a la batidora para lograr una textura de puré. Dependiendo del punto de crema que quieras conseguir podrás añadir más nata para que esta quede más espesa o más líquida. Por último pasa el puré por un colador o un chino para eliminar las hebras.
  8. Ahora llega el turno de las puntas de los espárragos que habíamos reservado anteriormente. Las incorporamos a una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra y las salteamos a fuego medio durante unos 3 minutos.
  9. A la hora de servir colocamos la crema en su plato y añadimos unas puntas salteadas junto con un poco de queso rallado.
  10. Lo mejor es que la sirvas lo más caliente posible para disfrutar de un plato reconfortante con el que combatir el calor durante los días de invierno.
Ingredientes
  • 2 manojos Espárragos trigueros
  • 2 cebollas grandes
  • 1 pizca Perejil fresco
  • 1 pizca tomillo
  • 1 pizca Orégano
  • 200 mililitros Nata para cocinar
  • 300 mililitros Agua
  • 50 mililitros aceite oliva virgen extra
  • 1 cucharadita sal
  • 1 cucharadita Pimienta
2019-12-26T16:41:15+00:004 enero, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.