Cómo ejercer de anfitrión con éxito

Publicado por Redacción, 05 Nov 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cocina, protocolo y decoración, juego de mesa formal

Ejercer de anfitrión en una fiesta o comida en casa requiere de una serie de consideraciones y preparaciones previas si queremos sorprender y agradar a nuestros invitados. Ciertamente, esta práctica está cada vez más en desuso, sobre todo si la relación que tenemos con aquellos a los que deseamos invitar es formal.

En este caso, cada vez más, se opta por ir a un restaurante o alquilar algún espacio fuera que venga acompañado por un servicio profesional que nos libere de excesivo trabajo y responsabilidades. Sin embargo, invitar en casa sigue teniendo un impacto mayor, ya que los invitados son conscientes de la dedicación que requiere el encuentro y porque, además, nos permite presentarnos tal y como somos y tener control absoluto sobre los detalles.

 



A continuación os damos unos pequeños consejos a tener en cuenta para que no nos olvidemos de ningún pormenor y que disfrutemos tanto como nuestras amistades de tan especial momento:

- Invitación: Lo primero que debemos tener en cuenta es planificar el evento con antelación. Las invitaciones para invitados formales o con agendas complicadas se harán llegar con unas dos semanas de antelación. Para aquellas amistades más próximas, una semana será suficiente. Confirmar la asistencia un par de días antes nos ayudará a coordinar el menú final y la distribución del espacio.

- Selección del menú: En ningún caso puede tratarse de una comida copiosa. Lo más recomendable es un menú equilibrado y variado, de este modo todos los asistentes contarán con opciones para degustar. Asimismo, debemos ser generosos con las cantidades para que aquellos que quieran repetir puedan hacerlo tranquilamente. Por último, no podemos descuidar la presentación.

- Preparar la mesa: Unos días antes tenemos que tener claro qué mantelería, vajilla y elementos decorativos vamos a utilizar, para poder limpiarlos y tenerlos listos a tiempo. También deberemos ir pensando en cuál va a ser la distribución de los comensales, si es que éstos no se conocen entre ellos y se trata de un encuentro muy formal. El mismo día del evento tendremos que saber colocar los cubiertos y servicios de mesa de forma correcta.

- Decoración del espacio: tenemos que tener bien preparados y limpios los espacios en los que se desarrollará el encuentro. Si queremos ser precavidos, es además aconsejable tener a punto las habitaciones privadas, en caso de que algún invitado vaya a hacer uso inesperado de alguna de ellas o finalmente fuéramos a enseñar todas las estancias.

Los aseos deben estar perfumados e incluir pequeños detalles como jaboncitos o perfumes a disposición de los invitados. Por supuesto, el comedor y/o salón tienen que estar bien ordenados y con elementos decorativos como centros de flores frescas en las mesas,  revistas de contenido interesante (decoración, moda, política) o snacks de frutos secos y dulces.

Por último, debemos prestar atención a la cocina, por si alguien decide entrar a ayudarnos con algo. Por eso es recomendable cocinar con suficiente antelación para que hayamos podido limpiarla y solo queden a simple vista los platos que se van a presentar. Aquellos que no queremos que se enfríen podemos dejarlos en el horno a temperatura baja, y en la nevera los que tengan que conservarse fríos.

- Protocolo de bienvenida y comportamiento: Cuando lleguen los invitados cogeremos sus chaquetas y /o pertenencias para dejarlos en el espacio que habremos habilitado como ropero. Tras presentarles al resto de la familia e invitados que ya hayan llegado, les ofreceremos aperitivos. En ese momento, también les mostraremos el resto de la casa si no son muchos y son cercanos y, en caso contrario, únicamente el aseo y espacios donde transcurra la velada. Una vez haya pasado una media hora, podrá pasar a los invitados al comedor. Es fundamental que los anfitriones amenicen la conversación y conserven el liderazgo en todo momento. Una vez se haya acabado de comer, la sobremesa se desplazará al salón, acompañada de cafés, tés y dulces.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos