La cocina más escalofriante y exquisita en Halloween

Publicado por canalHOGAR, 23 Oct 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Postre de monstruo con galletas de chocolate y crema de mascarpone naranja con grandes ojos de nube

En Halloween no basta con ambientar la casa y preparar un disfraz de miedo. Además, podemos incorporar originales ideas a la mesa, con recetas saludables y muy fáciles de hacer: Cerebros de momia, dedos de bruja, ojos inquietantes o fantasmas comestibles. El menú perfecto para pasar la noche más terrorífica del año.

El próximo 31 de octubre, monstruos, brujas, zombies y toda clase de seres terroríficos inundarán las calles de los países anglosajones para celebrar Halloween, una fiesta que cuenta también con algunos adeptos en nuestro país gracias a la publicidad que ha hecho de ella el cine estadounidense.

Si eres uno de los apasionados de esta celebración, preparas un arsenal de caramelos para repartir a cambio de “truco o trato” o tus disfraces son dignos de una película de Tim Burton, entonces, no puedes perderte esta selección de platos para que la cena sea escalofriantemente deliciosa.

 

Cocina en Halloween: Monstruo naranja

 

Empezaremos elaborando la crema naranja de este monstruo de ojos saltones (foto superior). En un bol, batimos media taza de queso mascarpone, una taza de crema de leche bien fría y una cucharadita de esencia de vainilla. Mientras, vamos agregando poco a poco dos cucharadas de azúcar hasta que se disuelva completamente en la masa. Por último, añadimos una cucharadita de ralladura de cáscara de naranja. Lo batimos durante cinco minutos más o hasta que se formen picos consistentes y lo reservamos en el congelador.

Desmenuzamos con las manos varias galletas digestive y procedemos a montar nuestro pequeño monstruo. En un vaso de boca ancha ponemos una base de la crema de mascarpone, añadimos las galletas y cubrimos con otra capa de mascarpone. Para los ojos, usamos dos nubes blancas y pintamos las pupilas con sirope de chocolate. Y nuestro monstruo ya está listo para ser devorado.

 

Cocina en Halloween: Dedos de bruja

 

En un bol mezclamos 300 gramos de harina con una pizca de sal. En el microondas, calentamos 75 gramos de mantequilla durante treinta segundos a baja temperatura, y lo vertemos en el bol con la harina y la sal. Añadimos dos huevos, 150 gramos de azúcar, y una cucharadita de esencia de vainilla. Amasamos con las manos durante dos o tres minutos. Envolvemos la masa en papel film y la dejamos reposando en el frigorífico durante, al menos, media hora.

Pasado ese tiempo, precalentamos el horno a 180 grados y preparamos la masa. Con ayuda de un rodillo vamos aplanándola hasta conseguir un grosor de unos dos centímetros. Cortamos la masa en tiras y le damos a cada una de ellas la forma de un dedo. Puedes hacer las marcas de la piel con un palillo de dientes.

Ponemos papel de horno en una bandeja y vamos colocando sobre él todos los dedos. Para las uñas puedes usar almendras a las que, una vez horneadas, puedes aplicar un colorante alimenticio.

Para dorar las galletas, mezcla una yema de huevo con unas gotas de leche y con un pincel de cocina pinta cada dedo.

Ponemos la bandeja en centro del horno con el ventilador activado y lo programamos a 175 grados durante 12 minutos, o hasta que estén ligeramente doradas. Cuando finalice el tiempo de horneado, sacamos la bandeja y dejamos que reposen durante cinco minutos. Después, las transferimos a una rejilla para que se enfríen. Si añades un poco de mermelada de fresa en el inicio de cada dedo, el resultado será más terrorífico.

 

Cocina en Halloween: Cerebros de Zombie

 

Se trata de una receta solo apta para los más valientes. Aquellos que se atrevan a hincarle el diente se verán recompensados con el agradable sabor del mazapán con el que están hechos estos pequeños cerebros de zombie.

En un bol, mezclamos 200 gramos de azúcar glas y 200 gramos de almendra cruda molida hasta que quede una pasta lisa y uniforme. Batimos una clara de huevo y la incorporamos a la masa. Con ayuda de un tenedor, removemos toda la mezcla hasta que los ingredientes queden totalmente integrados y con una textura ligeramente arenosa. Añadimos unas gotas de colorante alimenticio rojo y removemos muy poco, para que así adquiera una tonalidad como de sangre.

Con las manos húmedas, hacemos una bola lisa y uniforme con la masa y la dividimos en porciones con las que haremos nuestros cerebros. Con cada porción hacemos pequeños hilos del tamaño de un espagueti y los enroscaremos sobre sí mismos hasta conseguir la apariencia de un cerebro. Una vez hechos, los colocamos en la bandeja del horno sobre un papel sulfurizado y los pintamos con la yema de huevo que nos había sobrado. Precalentamos el horno a 200 grados y doramos los cerebros en la opción grill.

Cuando se hayan enfriado, disponemos nuestras galletas preferidas sobre una fuente. Aplicamos pegamento alimentario en cada una de ellas y encima uno de los cerebros, y así hasta completar la bandeja.

 

Cocina en Halloween: Recetas escalofriantes y fáciles

 

Si queremos hacer una merienda o una cena absolutamente terrorífica, solo tenemos que echar mano de la imaginación. Y no siempre hay que hacer elaboradas recetas. Existen un montón de ideas que servirán para tematizar la fiesta sin necesidad de pasar horas en la cocina.

  • Los sándwiches son muy versátiles: basta con darles la forma deseada bien con cortadores o con ayuda de un cuchillo. Pueden ser ataúdes, gatos asustados, fantasmas, calabazas, arañas, momias, búhos, murciélagos… Luego se trata de ir añadiendo ingredientes que terminen de dibujar la figura: tiras de queso para hacer el sudario de una momia, rodajas de aceitunas negras a modo de ojos, patatas fritas como patas de araña, triangulitos de queso simulando los dientes de Drácula…
  • Con las pizzas ocurre lo mismo. Podemos ayudarnos de los diferentes ingredientes para hacer diseños escalofriantes, como una tela de araña con queso fundido, o recortar la masa con la forma que queramos.
  • Mini escobas de bruja: Cortamos por la mitad una loncha consistente de queso de manera que nos quede un rectángulo. Hacemos varios cortes para formar flecos, lo enrollamos en el extremo de un palito pretzel y lo fijamos atándolo con un cebollino.
  • Plátanos fantasmales: Pelamos varios plátanos, los cortamos por la mitad y los rociamos con el zumo de un limón para que no se oxiden en contacto con el aire. La parte del corte será la base de cada fantasma. Para hacerle los ojos y la boca, usaremos chispas de chocolate.
  • Ojos inquietantes: Abrimos varias galletas oreo y las colocamos sobre una fuente con la crema hacia arriba (las que se han quedado sin crema las dejamos para otra ocasión). Con ayuda de una boquilla muy muy fina y glaseado rojo dibujamos las pequeñas venas de la córnea. Ponemos en el centro una gominola redonda y plana y sobre ella una chispa de chocolate negro.
  • Manzanas momificadas: son la forma más sencilla de incorporar un aperitivo saludable a la fiesta. Y es tan fácil como dejar parte de la piel sin pelar dando aspecto de sudario. Luego clavamos chispas de chocolate a modo de ojos y listo.
  • Calabazas de arroz: Hierve una taza y media de arroz en dos tazas de caldo de zanahoria y una de agua. Cuando esté frío, haz pequeñas bolitas. Usa aceitunas negras para recortar unos triángulos pequeños que harán de ojos y la boca e incrústalos en la bola de arroz. Para el rabillo, usa un trozo de aceituna verde.

 

Antes de poner los platos en la mesa, ambienta la casa con una decoración acorde, juega con la iluminación para que sea tenue e inquietante y prepárate para pasar una noche terrorífica al más puro estilo anglosajón. Si te apasiona esta fiesta, no debes dejar pasar la oportunidad de visitar los países en los que Halloween es una tradición de gran arraigo. Con tu Seguro de Viaje MAPFRE tendrás las mejores coberturas  para disfrutar de la cita sin preocupaciones.

Pero si eres más de tradiciones españolas, el 1 de noviembre, día de Todos los Santos, impera el consumo de buñuelos de viento, huesos de santo o los típicos panellets catalanes entre muchas otras propuestas. Y todo ello en un ambiente algo más relajado en el que el fin es honrar la memoria de nuestros difuntos



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos