Las mejores frutas de esta época

Publicado por canalHOGAR, 10 Oct 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Uvas, arándanos, manzanas, peras, y otras frutas del otoño

La ingesta de las mejores frutas del otoño cubren las necesidades nutricionales que nuestro organismo requiere en esta época del año, favoreciendo el sistema inmunológico que nos ayudará, entre otras cosas, a prevenir los resfriados. 

El otoño es una estación rica en frutas que nos aportarán las vitaminas y la energía necesarias para afrontar los fríos y las lluvias. Para facilitarte la tarea, te contamos cuáles son las mejores frutas del otoño, las que se encuentran en su momento óptimo de maduración y las que, al ser de temporada, resultan más económicas.

 

Las mejores frutas del otoño

 

Arándanos

Este pequeño fruto del bosque es muy completo. Para su consumo podemos dejarnos llevar por la imaginación ya que es perfecto para la elaboración de todo tipo de platos. Sin duda lo más habitual es que lo veamos servido como postre solo o en tartas y otro tipo de dulces, pero también da un toque especial a nuestras ensaladas e incluso al pollo, por ejemplo.

Caqui

Esta fruta tropical tiene un elevado contenido en agua e hidratos de carbono, pero es escasa en proteínas, por lo que su valor calórico es bastante elevado. Existen diferentes variedades en función del lugar de procedencia y su aspecto varía ligeramente. Fresco o desecado se puede consumir también en pudines, pasteles o mermelada.

Frambuesa

La frambuesa tiene su mejor momento desde finales de verano hasta octubre. Además, del concepto afrodisíaco asociado a los frutos rojos podemos decir que es una de las frutas más versátiles. No solo por la gran cantidad de platos que con ellas se pueden crear sino porque ofrecen mucho juego, con su variedad de colores y su sabor tan particular.

Granada

Esta fruta agridulce que cuenta cada vez con más popularidad. Son muchos sus beneficios y su alto nivel de antioxidantes la convierte en una fruta ideal. Es perfecta para tomar en ensaladas y al estar compuesta por agua en un 80 por ciento es una fuente de hidratación.

Higo

Desde el final del verano podemos disfrutar de esta fruta dulce que destaca por su gran aporte de fibra. Sin embargo, es posible que te sorprenda saber que no se considera estrictamente una fruta. Su textura crujiente da muchas oportunidades y los higos confitados en Oporto son toda una experiencia para el paladar.

Kiwi

Esta fruta originaria de China tiene más vitamina C que las naranjas y los limones. Saber elegirlo en el punto exacto de madurez es un éxito ya que en caso contrario puede llegar a ser muy ácido. Este fruto es capaz de dar un toque original y exquisito a tus ensaladas.

Manzana

La manzana, una de las frutas más consumidas en el mundo, tiene su mejor época en otoño. Como dato curioso es interesante saber que existe un estudio que indica que aquellos que consumen una manzana al día son menos propensos a fumar. Además, con ellas puedes preparar una deliciosa y tradicional tarta de manzana.

Membrillo 

Su particularidad es que su forma de consumo es únicamente tras la cocción, por lo que se usa para elaborar mermeladas o el famoso dulce de membrillo (con el añadido en azucares que eso conlleva). Además, sus nutrientes se ven mermados al ser cocinados, por lo que su valor nutritivo es bastante escaso. No obstante, destaca por ser rico en fibra.

Moras

Los hidratos de carbono son, después del agua, el principal nutriente de esta fruta. El antioxidante por excelencia dentro de la familia de los frutos silvestres. De cara a esta época del año un plan perfecto para un día de campo es ir a recoger moras y después preparar con ellas una buena mermelada.

Pera

Las peras típicas del otoño son las variedades conocidas como Comicio y Conferencia. Una vez maduras si nos las vas a consumir inmediatamente lo mejor que puedes hacer es conservarlas en el frigorífico. Son ideales para dar a tus comidas un toque francés con un postre que combine quesos y pera.

Uva 

Hoy en día las uvas han evolucionado muchísimo y han conseguido enamorar a muchos de sus detractores con las variedades sin pepita o en conserva e incluso sin piel ya que así es más fácil su consumo. Aunque hay gente que piensa que es una fruta de invierno (al relacionarla con el fin de año y las campanadas) lo cierto es que ahora es el momento perfecto para consumirlas.

 

Por qué consumir fruta de temporada

 

La ingesta de los productos de temporada aporta importantes beneficios, y no solo para nuestro bolsillo. En el caso de la fruta, ésta es recogida en su punto óptimo de maduración, lo que la hace más sabrosa que la que madura de forma artificial en contenedores. Además, la naturaleza es muy sabía y en cada estación nos ofrece lo que nuestro organismo necesita. Si te preocupa lo que consumes y de qué manera puede incidir en tu salud, con el Seguro de Salud MAPFRE tienes un servicio de orientación y asesoramiento llevado por los mejores expertos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos