Paso a paso del redondo de ternera al horno

Publicado por canalHOGAR, 19 Ago 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

redondo de ternera

Fácil, rápido y muy exitoso. El redondo de ternera al horno reúne muchas virtudes para ser un plato estrella en tu recetario personal, además admite imaginación y creatividad culinaria. Quédate con la receta básica.

Es poco probable que nunca hayas cocinado redondo de ternera al horno, pero si eres de esa parte de la población,  ya es hora de que te pongas al día y te atrevas con una de las recetas más versátiles y universales que existen.

Redondo de ternera al horno: Paso a paso

La sencillez de la receta del redondo al horno solo es comparable con su éxito en la mesa. Tanto como plato principal en tu menú habitual como si decides prepararlo para una comida especial o evento, el acierto está garantizado con el mínimo esfuerzo.

Para cuatro raciones medias vas a necesitar un redondo de ternera de un kilo aproximadamente,  1 cebolla mediana, 3 dientes de ajo, 1 hoja de laurel, tomillo, aceite de oliva, sal, pimienta, vino blanco –si lo cambias por cava no te equivocarás- y agua. Se trata de una receta tradicional y básica para preparar este tipo de asado, pero no te olvides que admite casi cualquier condimento y que la salsa puedes añadirla al gusto, según prefieras.

Compra una pieza de carne de calidad, cuanto más jugosa y fresca sea la carne mejor será el resultado final. Si eres un experto puedes comprar la pieza y prepararla tú atándola con cuerda o redecilla que venden para este fin. Los novatos mejor abstenerse de hacer este paso, mejor pide que te lo preparen en la carnicería, lo harán en un segundo y sin mayor problema.

Marina la carne

No es un paso imprescindible y si tienes prisa o estas preparando el redondo para comer en el momento no es necesario, pero marinar la carne la noche anterior mejora el resultado final. Solo es necesario que engrases la pieza de ternera con aceite de oliva y lo espolvorees con tomillo y lo dejes reposar durante la noche en el frigorífico.El marinado es de los detalles que puedes cambiar y modificar a tu gusto, utiliza combinaciones de hierbas culinarias y aromáticas diferentes según tu gusto. El vino blanco también puedes usarlo en este paso.

Sella la carne

Si has marinado la carne, sácala del frigorífico y ponla en una olla o cazuela de tamaño adecuado. Si no la has marinado, pon antes en la cazuela una cucharada de aceite. Utiliza un fuego medio para rehogar la carne y sellar para que el sabor sea más intenso. En pocos minutos tendrás la carne ligeramente dorada por el exterior y lista para pasar al horno.

No todos los cocineros sellan la carne para hacer redondo asado, pero es un truco para mejorar el sabor, minimizar el tiempo de cocción en el horno y conseguir una carne más jugosa y sabrosa. Si tienes prisa, sáltate este paso.

Al horno

Precalienta el horno a 180 grados, pela la cebolla y pártela en trozos grandes. Elabora en una bandeja o fuente apta para el horno una base con los trozos de cebolla y coloca la carne encima previamente salpimentada al gusto. Riega el redondo con vino blanco y agua. Echa por encima de la carne el tomillo – o las hierbas aromáticas que prefieras- , comprueba que toda la carne está condimentada. Añade los ajos en trozos, hojas de laurel y agua a la base, en los laterales de la fuente, junto a la carne.

Deja el redondo en el horno una hora, vigilando a menudo la evolución y girando la carne de vez en cuando para que toda la pieza se haga por igual.  Cuando la carne este hecha, retira la carne para que no se seque y deja la salsa en reducción unos 10 minutos más. No te relajes con la prevención al usar el horno y protege tus manos al sacar la fuente. No olvides que el Seguro de MAPFRE Salud te ofrece un Servicio de Orientación Médica telefónica para atender tus consultas de manera inmediata.

Sirve al gusto

Lo habitual es filetear el redondo de carne en finas lonchas y servir así sobre la mesa, pero también admite emplatar en cocina de forma individual antes de servir si lo prefieres. La salsa que ha quedado en la bandeja puedes pasarla por la batidora y triturarla, si necesitas más cantidad añade agua para hacer la mezcla más líquida.

Este tipo de asado admite casi cualquier acompañamiento o guarnición que te guste y puedas imaginar. Entre los más clásicos y saludables las verduras o una combinación de lechugas, las patatas y pimientos fritos o asados también son habituales. Si quieres darle un toque dulce y sofisticado atrévete con el puré de manzana o las salsas de frutos del bosque, la confitura a base de orejones de melocotón levanta pasiones entre los niños y los más golosos.

Una receta: mil y una soluciones

Con este mismo paso a paso de redondo de ternara al horno, puedes hacer mil variedades de recetas sobre la base de esta misma carne. Solo tienes que cambiar los condimentos y aplicar salsas diferentes y/o variadas guarniciones. 

¿Una ventaja más de la carne de redondo asada al horno? Puedes hacerla y guardarla en el frigorífico al menos 48 horas sin miedo a que se estropee ni pierda su sabor, también admite la congelación en raciones o filetes individuales para ir usando según lo necesites. 

Queda comprobado y demostrado, solo tres pasos y un horno y ya tienes listo un plato principal para cualquier evento. Elige el vino perfecto y tendrás una cena de verano de revista. Puedes servirlo en frio o en caliente, incluso a temperaturas intermedias cuando aprieta el calor resulta un recurso muy adecuado y sabroso. ¿Quieres llevártelo de picnic? Los emparedados de redondo al horno son un acierto seguro.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos