Recetas para tupper que se pueden congelar

Publicado por canalHOGAR, 07 Abr 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Manos introducen judías verdes dentro de un contenedor de plástico.

Cocinar es relajante, práctico y hasta económico, pero si no tienes mucho tiempo, lo mejor es que seas eficiente y elijas recetas para tupper que puedes hacer en cantidad y congelar por muchas semanas.

Casi todo se puede congelar, pero si buscas comida preparada que se conserve en las mejores condiciones dentro del congelador y por más tiempo, no todo vale y es mejor que tengas claro cuáles son las recetas para tupper que aúnan dos ventajas principales: pueden congelarse por mucho tiempo y guardarse en este tipo de recipientes en las mejores condiciones. La comodidad y la practicidad son la clave.

Antes de que repases el decálogo de recetas para congelar y conservar en tupper, ten en cuenta que hay alimentos que no admiten nada bien la congelación, el principal: la patata, olvídate de elegir como acompañamiento a tus platos cocinados patatas fritas, tampoco las cocidas son buena opción ni en guisos ni como parte de la verdura; evita la patata, si quieres comidas sabrosas y ricas cuando descongeles tus tuppers. Para obtener la máxima conservación y la caducidad más lejana, también en el congelador, elige productos frescos y de calidad para tus platos.

Albóndigas con tomate

Este es un segundo plato que puedes llevar a la oficina o de picnic con total acierto, las albóndigas puedes hacerlas - preparar la carne y darles forma, no freírlas- en grandes cantidades cuando tengas tiempo y luego congelarlas, primero en una bandeja y separadas; cuando estén consistentes, puedes guardarlas todas juntas en una bolsa para ahorrar espacio en el congelador y sacarlas de forma individual, las que necesites en cada momento, las pasas por la sartén ligeramente y las colocas en el tupper para la oficina, añadiendo el tomate frito por encima.

Canelones

Tanto la lasaña como los canelones son platos laboriosos que, sin embargo, puedes hacer en cantidad para luego congelar cómodamente en tu casa y luego usar durante varias semanas con total seguridad. No hay limitaciones en el relleno que elijas para los canelones pueden ser de carne, de pescado, de verdura o combinando. Lo importante para la conservación y para que mantengan su frescura tras el congelado, es que hagas una bechamel ligera y más bien suelta. Un truco: el queso rallado o para fundir de la parte superior, no lo incorpores al congelar, añádelo en el momento del consumo, al calentar para comer.

Cakes

El bizcocho puede congelarse, ¿sorprendido? Pues te durará sin ningún problema, hasta tres meses en el congelador de casa, ahora ya puedes dedicarte a la repostería casera cuando te sientas inspirado y luego congelar en porciones en tus tupper preferidos para disfrutar de un postre o una merienda especial, cuando quieras.  Elabora tu cake, muffins, bizcochos, rollos dulces o brazos…  al modo tradicional, es buena idea usar frutas de temporada para hacer bizcochos rellenos o tartas cubiertas de manzana o frutos rojos por ejemplo; una vez frío, corta en porciones la cantidad que quieras guardar y envuelve en plástico de cocina, luego pon todas las raciones en un tupper grandes para evitar que en el congelador se aplasten o dañen. Cualquier masa hecha a base de harina, se conserva perfectamente en el congelador durante meses.

Crema de calabacín

Perfecta en verano y en invierno, la crema de calabacín puede hacerse y congelarse en tupper para consumir un mes después, sin miedo ni problemas. Si tu forma de preparar la crema de calabacín incluye patata, olvídate, nada de patata;  prueba con calabacines, queso en crema y agua, si lo vas a congelar y poner en tupper que podrás usar durante todo  el siguiente mes, después de su congelación. La crema de calabacín es un primero perfecto que puedes tomar frio, templado o caliente, según tus preferencias.

Croquetas

No hay duda de que preparar croquetas nunca pasará de moda: las virtudes les sobran y la buena noticia es que permite interpretarse como se quiera; en clave de verduras, de pescado, las tradicionales de jamón o de marisco, admiten todo. Además de su variedad de sabores, las croquetas pueden hacerse y congelarse para luego usarse o llevarse en la fiambrera del trabajo con un resultado perfecto. Prepara tu receta preferida de croquetas al por mayor, congela y usa cuando vayas necesitando, un recurso 10.

Guiso de ternera

Si te encantan los platos de carne guisada o estofada, estás de enhorabuena. Son perfectos para congelar y envasar en tupper, pues durante dos meses puedes conservarlos con seguridad en tu congelador. Si eliges ternera, por ejemplo, recuerda no poner patatas y cambiarlas por zanahorias, además de mejor para la congelación son incluso, más saludables. No cortes la carne en tacos demasiado pequeños y rehoga lo justo, un par de minutos en la olla, luego añade las zanahorias y la cebolla, cubre con agua de manera generosa y deja que se haga hasta que la carne esté tierna y la cebolla desaparezca. Como vas a congelar, puedes hacer salsa extra a parte y guardar de manera individual.

Lentejas con chorizo

El invierno es duro sin platos de cuchara tradicionales. Las lentejas son de las legumbres más saludables, y de las que mejor admiten la congelación a largo plazo. Solo tienes que evitar el arroz y la patata: por lo demás, puedes cocinar una gran olla de lentejas según tu versión favorita, dejar enfriar y colocar en tupper de ración individual, lista para el congelador. Recuerda no llenar los recipientes hasta el borde –al congelar aumentará el volumen- y mejor dejar las lentejas espesas que demasiado sueltas: al descongelar, si es necesario puedes añadir agua o caldo al gusto.

Salteado de verduras con jamón

Las verduras frescas y cocidas en casa aguantan muy bien la congelación doméstica y son casi eternas en el congelador: pueden aguantar hasta tres meses. Es muy buena idea elegir verduras de temporada –cuando estén a mejor precio-, comprar en grandes cantidades, cocer y congelar para el uso.  Las judías verdes, el brócoli, las espinacas o la coliflor son de las que mejor se comportan. El truco está en hervir la verdura un minuto menos de lo que lo harías para comer en el momento, de manera que quede algo dura. Si la vas a congelar ya en tupper por raciones, añade taquitos de jamón al gusto que no es necesario que hagas, cuando descongeles puedes calentarlo en la sartén o en el microondas, el resultado es perfecto.

Sopa casera de fideos

El caldo casero puede congelarse y conservarse durante meses en el congelador en perfecto estado para usar cuando lo necesites pero, además, puedes congelar ya la sopa hecha. Elige fideos como pasta para la sopa, si quieres que al descongelar el resultado sea perfecto; evita el arroz que no soporta tan bien la congelación. Prepara la sopa a tu gusto, deja enfriar y prepara tupper con tapa de rosca para guardarla o botes de cristal, por ejemplo, nunca llenes del todo y descongela mejor  poco a poco y a temperatura ambiente para conservar todo el sabor de tu caldo casero.

 

Tarta de queso o Cheesecake

No tienes que renunciar a hacer tarta de queso aunque estés solo en casa para disfrutarla, pues lo que te sobre puedes cortarlo en raciones y congelarlo durante unos tres meses. El cheesecake se conserva sin problemas y en las mejores condiciones. Solo un consejo: descongela al menos dos horas antes del consumo y a temperatura ambiente para disfrutar de la genuina textura de una tarta de queso recién hecha.

No hay duda en esta selección de 10 recetas para tupper tienes inspiración para prepararte un menú, incluso trimestral, en el que no te falten primeros, segundos y postres, además con variedad y salud, ya que tienes verduras, legumbres y carnes. Cocinar para una temporada es práctico y muy buena idea si quieres ahorrar tiempo y dinero.

Si ya te has metido en la cocina para preparar tus recetas preferidas, congelar raciones en tupper y disfrutar durante los próximos meses, el contenido de tu congelador ahora más que nunca precisa de una protección extra, así que elige un Seguro de Hogar MAPFRE con cobertura para pérdida de alimentos refrigerados, para que de ninguna forma se eche a perder tu esfuerzo en la cocina y tu gasto en alimentos, tiempo y energía.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos