10 aderezos para tus ensaladas

Publicado por canalHOGAR, 28 Feb 2017

Ensalada de tomate y lechuga con aceite de oliva

Las ensaladas son ideales para acompañar cualquier comida, como cena o incluso como comida principal. Sin embargo, solemos aburrirnos de ellas con facilidad por no saber cómo prepararlas bien. Por ello te contamos 10 trucos para que los aderezos para ensaladas siempre te sorprendan.

Las ensaladas no deberían faltar en nuestro menú diario. De hecho, los especialistas en nutrición recomiendan incluir diversas porciones de vegetales y verduras cocidas y crudas en nuestras comidas. Los beneficios de las ensaladas son múltiples: no solo son fáciles de preparar, sino que además son capaces de saciar nuestro apetito gracias a su elevado contenido de agua y otros nutrientes.

El problema con las ensaladas es que terminamos aburriéndonos de ellas. La razón de esto tiene que ver con lo poco que variamos sus sabores: la tradicional ensalada de lechuga, tomate y cebolla ya no emociona a nadie. Pero no solo se trata de los ingredientes; los aderezos para ensaladas tienen mucho que ver también, eso sí, sin pasarse: muchas veces nos excedemos con los aderezos y acabamos convirtiendo una ensalada saludable en una bomba calórica.

Por ello, para ayudarte a mejorar tus ensaladas y que luzcan mucho más apetecibles sin perder su factor saludable, te contamos algunos trucos. Toma nota y comienza a hacer ensaladas mucho más ricas, nutritivas y vistosas.

 

  • Utiliza diferentes hojas verdes

La lechuga es la hoja verde clásica para hacer ensaladas, pero no es la única que puedes usar. Si siempre utilizas lechuga para tus ensaladas es normal que te termines aburriendo de su sabor. Intenta hacer la misma combinación de ingredientes que sueles hacer, pero sustituyendo la lechuga por otras hojas como espinacas frescas, rúcula, escarola e incluso otras variedades de lechuga.

También puedes innovar mezclando diferentes hojas que le darán un toque distinto de sabores a la ensalada que tu paladar agradecerá. Un toque amargo de radiccio podría servir como aderezo en sí mismo. En cualquier caso, ten siempre especial cuidado al cortar estas hojas: lo más recomendable es hacerlo con las manos para evitar que se oxiden.

 

  • Compra aderezos para ensaladas

Pero no todos los aderezos para ensaladas que vienen preparados tienen por qué ser malos. Hoy día existe una gran variedad de productos en el mercado, mucho más naturales y orgánicos, por los que puedes optar. Esto en caso de que no puedas prepararlos en casa. Asegúrate de leer bien las etiquetas: si no estás siguiendo un régimen específico o no tienes ninguna condición de salud que vigilar según lo que comes, bastará con que te fijes en los niveles de azúcar y sodio presentes en la preparación.

 

  • Utiliza frutas convencionales

En la variedad está el gusto. Los ingredientes de tus ensaladas no tienen por qué ser todos salados. De hecho, una muy buena idea es incluir en ellas algunas frutas para darle frescura y un toque dulce a los platos. De esta manera combinarás dos sensaciones que te sorprenderán agradablemente.

Entre las frutas que puedes agregar a tus ensaladas para hacerlas mucho más apetecibles están las manzanas, la naranja, el melón, las peras, entre otras. Las conservas de fruta en almíbar o en su jugo también funcionan muy bien en las ensaladas, pues el almíbar que viene con ellas suele cumplir el rol de una salsa por sí mismo.

 

  • Añade frutos secos y otros productos que las hagan crujientes

Otro gran truco para mejorar tus ensaladas es añadir frutos secos y otros productos que las hagan crujientes. Ingredientes como avellanas, nueces o semillas de calabaza no solo les aportan un toque crujiente a las ensaladas sino también mucho sabor y nutrientes. Al combinar un plato tradicional como ensalada de lechuga o alguna otra hoja verde con alguno de estos frutos crearás un sabor completamente diferente que dará vida a la preparación.

 

  • El yogur, uno de los mejores aderezos para ensaladas

El yogur necesita una mención aparte cuando se habla de aderezos para ensaladas. Y es que este alimento es una de las mejores bases para hacer salsas. Obviamente debe tratarse de yogur natural: bastará con mezclarlo con un poco de aceite de oliva y sal. Pero, si quieres probar con algo más elaborado, puedes combinar aguacate, pimiento verde, cebolla y un poco de ajo con el yogurt.

 

  • Prueba con diferentes vinagretas

Los aderezos para ensaladas no son la única opción que tienes para darles sabor. Las vinagretas suelen ser la opción más popular al momento de darle un giro a las ensaladas. Pero es importante que no te limites a usar la mezcla tradicional de aceite y vinagre. Al igual que sucede con los aderezos, la idea es probar con varios tipos.

Puedes incluir aliños en tus vinagretas y conseguir emulsiones interesantes si utilizas otros ingredientes como mermeladas, trocitos de tomate e incluso cebollas. También puedes probar sustituyendo el vinagre por algún zumo de frutas, pues esto te ayudará a dar un toque dulzón a tus platos verdes.

 

  • Utiliza ingredientes calientes o templados

No todo debe ser frío en las ensaladas. Puedes hacer un mix de temperaturas en tus platos para conseguir un contraste de sabores. Prueba a combinar algunos ingredientes calientes o templados con otros a temperatura ambiente o incluso fríos. Una buena idea puede ser añadir pollo cortado en tiras o unas setas acabadas de saltear. Esta opción es especialmente recomendable si buscas un aporte extra de proteínas en tu menú.

 

  • Añade granos enteros

Los granos no son un ingrediente tradicional de las ensaladas, pero hoy en día se han convertido en uno de los favoritos de muchos por su gran aporte de sabor y de nutrientes. Por ello, para dar un toque diferente a tus ensaladas puedes añadir granos enteros como quinoa, sorgo, arroz integral o mijo. Con estos granos no solo conseguirás añadir fibra y proteínas, sino que también conseguirás una ensalada mucho más saciante.

 

  • Agrega cebollas en escabeche

Hay muchas personas que no son amantes de la cebolla, pero es innegable que este ingrediente aporta un toque distintivo a las ensaladas; en este caso no se trata de añadir cebollas como siempre sino en escabeche.

Prueba haciendo tu propia receta cocinando rodajas finas de cebolla roja en una olla con agua hirviendo durante 1 minuto hasta que se ablanden. Después de eso solo debes combinarlas con un 1/3 taza de jugo de limón, un 1/4 de taza de vinagre blanco y 1 cucharadita de sal. Refrigéralas por 20 minutos y ya estará lista para tus ensaladas.

¿Te han gustado estas ideas? Prueba a usar alguno en tu próxima ensalada y sorprende a todos en casa. Sin duda estas opciones para mejorar tus ensaladas serán útiles para favorecer una nutrición equilibrada que, junto a la tranquilidad de contar con alguno de los Seguros de Salud MAPFRE te mantendrán siempre saludable.



Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos