Comer en la cocina: pros y contras

Publicado por canalHOGAR, 24 Oct 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Comer en la cocina: pros y contras

Cada familia y cada persona tienen sus preferencias y necesidades. Comer en la cocina es de esas alternativas que muchos ni contemplan y sin embargo, otros aseguran que es la mejor opción. Lo cierto es que hay pros y contras.

El tamaño de tu cocina es evidente que va a ser definitivo para que comer en ella pueda ser más o menos cómodo, o incluso posible. Si puedes comer en tu cocina en barra, en mesa o en una isla pensada para ello, ten en cuenta, además, estos detalles.

   • Rapidez

Si tienes prisa, aunque eso no sea recomendable para comer, lo más rápido va a ser hacerlo en la cocina. Te ahorras traer y llevar platos, cubiertos, servilletas… Es evidente que si has preparado la comida en esta estancia y dispones de todos los utensilios y alimentos, es más rápido comer allí.

   • Limpieza

Si comes en la cocina, tendrás que limpiarla, pero evitarás tener que hacer esto en cualquier otra estancia en la que pudieras comer. Por otra parte, si has cocinado es muy probable que tengas que limpiar, aunque no comieras en ella, con lo que hazlo allí y evita ensuciar más lugares de la casa.

   • Comodidad

Los expertos en nutrición recomiendan comer con comodidad, tiempo y tranquilidad. Y eso pocas cocinas pueden ofrecértelo. Comer en un comedor, salón o en un espacio pensado para este fin siempre será mucho más cómodo. Ppodrás disfrutar de una mesa y una silla a la altura, incluso, de una iluminación adecuada.

   • Olores, suciedad y temperatura

Comer en la cocina es casi seguro que te obligará a convivir con los olores de la  preparación de la comida e incluso, con la poca o mucha suciedad que hayas generado al cocinar. Si la cocina es muy grande, esta es una desventaja  menor, pero en las cocinas más pequeñas puede ser un grave problema. Por otra parte, muchas cocinas no cuentan con sistemas de climatización, lo que las hace poco agradables tanto en invierno como en verano.

 

 

Como norma general, la tendencia más actual apuesta por encontrar siempre un espacio en la cocina para poder comer en ella. No obstante, según tus necesidades y el momento, elegirás o no comer en tu cocina, al margen de pros y contras.

Un último detalle o consejo: recuerda que las cocinas son espacios especialmente propensos a los accidentes domésticos, por lo que es importante que siempre tengas este detalle en cuenta si vas a comer en ella. Ante cualquier urgencia, recuerda tener muy a mano en esta estancia de tu casa el teléfono de contacto con tu Servicio de Orientación Medica del Seguro de Hogar MAPFRE.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios