Cómo secar y conservar tomates

Publicado por canalMOTOR, 13 Sep 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo secar y conservar tomates

Hacer salsa de tomate es probablemente la forma más conocida de usar los tomates naturales y conservarlos por mucho más tiempo, pero no es la única; descubre cómo secar y conservar tomates y disfruta de sus usos culinarios variados.

Pesto, pizzas, ensaladas… son sólo algunas de las recetas más clásicas que incluyen entre tus ingredientes tomates secos, puedes comprarlos en establecimientos especializados, pero también puedes hacerlos tú mismo a partir de tomates naturales. Hay dos métodos principales: secando al sol o usando el horno para deshidratar los tomates y que queden perfectos.

Elijas la técnica de secado que elijas, vas a necesitar tomates y los mismos ingredientes:

   • Muchas de las variedades de tomate que existen en el mercado pueden secarse y disfrutarse de esta forma, aunque son más recomendables los cherry y los tomates pera.

   • Elige tomates sanos que no tengan cortes ni rasguños, mejor cuanto más lisa presenten su piel exterior y más tersos estén.

   • Los tomates al deshidratarse pierden mucho volumen y peso, por lo que si necesitas para alguna receta o por algún motivo una gran cantidad de tomate seco, ten en cuenta que es necesario partir de mucha más cantidad de tomate fresco y al natural.

   • Como ingredientes para secar tomates, al margen de la propia hortaliza, necesitas: sal, aceite de oliva, albahaca y orégano, por ejemplo, aunque puedes elegir entre las hierbas aromáticas que prefieras pues casi todas combinan muy bien con ellos.

El primer paso es lavar bien los tomates, luego cortar en cuartos y escurrir el exceso de jugo y agua. Si quieres que tus tomates secos no tengan semillas o pepitas, este es el momento para quitarlas y eliminarlas por completo del tomate, pero no es un paso obligatorio, depende del gusto.

   1. Secado al sol

Si has decidido secarlos al sol, pon los tomates con la parte jugosa apoyada en una malla o rejilla de metal, mientras que la parte de la piel queda expuesta al sol, se trata de que en el proceso de secado en esta posición, los jugos sobrantes caigan debajo de la rejilla donde habrás colocado un papel secante para que la zona donde hagas el secado no se ensucie.

Añade sobre los tomates mucha sal, un chorro de aceite de oliva y las hierbas aromáticas que prefieras. Elige un lugar soleado para colocar tu secadero de tomates, pero seco; si por la noche hay humedad, es mejor recoger dentro de la cocina y volver a exponer al sol cada mañana.

El proceso de secado puede durar de una a tres semanas dependiendo del clima y la estación del año en la que hagas el proceso de secado, observa cada día el secadero para confirmar su evolución correcta.

   2. Secado al horno

Si vas a usar el horno para secar tus tomates, el proceso será más rápido aunque también menos natural y más costoso en cuanto a gasto energético. Lo primero es precalentar el horno y echar sobre la bandeja aceite o colocar papel de cocina para que los tomates no se peguen durante el proceso.

Para el secado en horno, los tomates se colocan boca arriba en la bandeja y se echa sobre ellos sal y las hierbas elegidas. En media hora aproximada de horno a potencia baja los tomates se habrán secado correctamente.

Tanto los tomates secos en horno como los deshidratados al sol deben guardarse, para una correcta y duradera conservación, en botes de cristal en los que se puede añadir aceite y hierbas aromáticas, aunque no es necesario, depende del gusto y el sabor que quieres que tengan los tomates cuando vayas a comerlos.

Los tomates secos y conservados en botes de cristal pueden durar meses en perfecto estado, recuerda que debes ponerlos en un sitio fresco, seco y mejor sin luz. En cuanto a sus utilidades culinarias, si viajas próximamente a Italia recuerda fijarte en el uso que de este tipo de tomates hacen en la cocina y, para que no tengas que preocuparte por nada más en tu escapada italiana, recuerda, antes de salir, contratar la póliza de Seguro de Viaje MAPFRE adecuada a tus necesidades para que nada te entretenga ni te impida buscar nuevas recetas y usos para tu tomates secos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos