Tipos de piedra de afilado

Publicado por canalHOGAR, 08 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tipos de piedra de afilado

Aunque contemos con el mejor cuchillo del mundo, de poco nos valdrá si no está debidamente cuidado. Con el tiempo, nuestros cuchillos y navajas van perdiendo su eficacia, y es recomendable que, cada cierto periodo, dediquemos algunos ratos a su mantenimiento. Para ello, lo primero que hemos de hacer es conocer todos los tipos de piedra de afilado que existen y que pueden sacar el máximo partido a nuestras herramientas para cortar.

Si tenemos por afición la aventura y nos gusta emplear nuestro tiempo de ocio en excursiones en la montaña, es altamente aconsejable que llevemos nuestro kit de navajería preparado al detalle. Pero de no ser este nuestro caso, quizá nos interese saber cómo poner a punto todos los cuchillos de nuestra cocina. Estos tipos de piedra para afilar dependerán de las condiciones en las que se encuentre la pieza que vayamos a tratar.

Piedras de agua

Están hechas de un material cuya composición tiende a ser blanda, por lo que se desgastará a una mayor velocidad que otros tipos de piedras de afilado. No obstante, esto no debe ser un problema, si moldeamos y aplanamos su superficie periódicamente, cuando notemos que el desgaste ya es acusado y desigual, y así podremos seguir usándola sin contratiempos. Después de cada uso, podremos lavarlas con agua para eliminar todas las virutas de metal que puedan haber quedado después del afilado, y de nuevo, estará lista para usar. Es debido a este proceso de limpieza que reciben su nombre de piedras de agua.

Piedras de aceite

Al estar forjadas en óxido de aluminio, son más duras que las de agua, por lo que suelen durar más y ser bastante más económicas. Sin embargo, requieren de una mayor paciencia y destreza a la hora de llevar a cabo el afilado, y se limpian con aceite, por lo que son algo más aparatosas y sucias que las de agua.

Piedras naturales

Generalmente, tienen su origen en minas, donde pueden encontrarse, no sin algo de dificultad. Se recomienda su uso en estado húmedo, aunque también pueden usarse en seco; eso sí, sí se recomienda usarlo para casos en los que haya que afilar bordes de manera más rápida que los casos anteriores. Un ejemplo es la Arkansas Washita, que debe su nombre al estado americano de donde es típica.

Estos son, a grandes rasgos, los tipos de piedra que podemos encontrar en el mercado. El afilado es un proceso elaborado y costoso en términos de esfuerzo, por lo que habremos de poner toda nuestra destreza al servicio de nuestros cuchillos. Para cuidar de nuestras herramientas con el máximo detalle, el Seguro de Hogar MAPFRE velará por nuestro bienestar y el buen estado del contenido de nuestra vivienda.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos