Cuáles son las frutas sensibles al etileno y cómo almacenarlas

Publicado por canalHOGAR, 05 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

cuáles son las frutas sensibles al etileno

Si estás cansado de encontrar frutas y verduras estropeadas en tu frutero o en el lugar donde habitualmente las guardes, es posible que el etileno sea el problema. Necesitas saber cuáles son las frutas sensibles al etileno y cómo almacenarlas.

El etileno presente en frutas y verduras se considera la hormona responsable de la maduración y puesta a punto de muchos de estos productos. Sin embargo, no siempre el contacto con el etileno produce efectos  positivos y deseados en las frutas, sino que existen frutas que son sensibles al etileno que desprenden otras.

• Este compuesto químico orgánico lo producen algunas frutas como manzanas, peras, melones o plátanos, a medida que maduran.

• Algunas frutas y verduras desprenden  etileno de forma natural. Su función es ayudar en la maduración natural de estas frutas para que obtengan las mejores condiciones para su consumo, después de la recolección.

• El mango, la manzana, el melón, el plátano o la piña son solo algunos ejemplos de frutas con altos contenidos en etileno.

• El etileno lo liberan las frutas durante el proceso de maduración en forma de gas inodoro e incoloro, totalmente inocuo en norma generales y para la mayoría de productos naturales y seres humanos.

• La liberación de gas etileno solo es nocivo para las verduras y frutas que son sensibles a sus efectos y que cuando entran en contacto con él, maduran de forma acelerada y prematura, estropeándose en la mayor parte de los casos en cuestión de horas.  Pudiendo llegar a descomponerse y pudrirse.

 

Estas características del etileno hacen que sea imprescindible tener en cuenta su presencia para poder almacenar en tu casa los productos con seguridad, evitando que unas frutas o verduras estropeen a otras en su periodo de maduración con etileno.

El almacenaje de este tipo de productos no es muy complicado ni especial, simplemente exige ser consciente de esta peculiaridad que presentan algunas frutas y verduras para no mezclarlas en el mismo recipiente, evitando el contacto directo entre las productoras de etileno y las sensibles a su efecto.

Cuando vayas a almacenar y ordenar la compra de frutas y verduras frescas, ten siempre a mano esta lista clasificadora para no mezclar y mejorar la conservación y duración de estos productos.

1. Principales frutas y verduras productoras de etileno: Aguacate, Kiwi, maduro albaricoque, mango, melón cantaloup, ciruela, manzana, ciruela pasa, melocotón, chirimoya, melón dulce, membrillo, papaya, guayaba, pera, higo, plátano y tomate.

2. Principales frutas y verduras sensibles a la acción del etileno: acelga, kiwi verde, lechuga, banano verde, berenjena, berro, pepino, brócoli, perejil, repollo, col de Bruselas, sandía, coliflor, verduras hojosas, espinaca y zanahoria.

Manteniendo estos productos frescos, lejos unos de otros, evitarás en gran parte el efecto nocivo del etileno sobre algunas frutas y verduras, mejorando la conservación y prolongando en el tiempo el buen estado de tus frutas y verduras.
    
• Cuanto más madura o dañada esté un fruto más etileno desprende: vigila siempre los fruteros y cajones de frutas y verduras para detectar posibles piezas dañadas o en estado avanzado de maduración.

• Debes cortar y eliminar la parte de la fruta o verdura que presente una mayor maduración para evitar que esa zona desprenda grandes dosis de etileno y la maduración se acelere.

• Las frutas en proceso de maduración y por lo tanto, que están desprendiendo etileno, presentan cambios de aspecto y textura, los colores se oscurecen y pierden elasticidad y rigidez.

• Puedes meter las verduras y frutas que están madurando con etileno en la nevera para ralentizar aunque no eliminar, ni frenar el proceso.

• Lo más recomendable es comprar frutas y verduras en cantidades adecuadas al consumo cotidiano para evitar que se echen a perder antes de que puedas usarlas o tengas que consumirlas en peores condiciones.

Con estos consejos y con un poco de dedicación a la organización de tu compra, no volverás a encontrar naranjas estropeadas en tu contenedor de fruta por culpa del efecto del etileno del plátano que le acompañaba en su lugar de almacenamiento. Conservar los productos frescos es mucho más fácil ahora, gracias a los frigoríficos, neveras y congeladores domésticos.

Justo cuando estos electrodomésticos fallan, descubrimos el valor de su contenido y su utilidad. Recuerda que el Seguro de Hogar MAPFRE cubre con su cobertura de pérdida de alimentos refrigerados esta eventualidad para que las consecuencias sean las mínimas posibles y las pérdidas queden recompensadas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios